Publicidad

Volvo ya tiene el mayor campo para pruebas de seguridad

Volvo Car, fabricante sueco de automóviles, ha puesto en marcha cerca de Gotemburgo el mayor campo de pruebas del mundo dedicado a estudiar las soluciones de seguridad para el tráfico rodado.
Agencias. Twitter @Autopista_es -
Volvo ya tiene el mayor campo para pruebas de seguridad

Esta gran instalación, sobre dos millones de metros cuadrados, se ha construido con una inversión de más de 61 millones de euros (500 millones de coronas suecas) con el propósito de acercar a la marca al objetivo marcado para el año 2020 de que no se registren ni muertos ni heridos a bordo de un Volvo nuevo.

 

AstaZero es el nombre de este gran campo de pruebas, una denominación que procede del acrónimo ingles de 'Active Safety Test Area' (Área Activa de Pruebas de Seguridad) y del objetivo de Cero (Zero) víctimas en el año 2020. Se ubica en las proximidades de la sede de Volvo Car, en el oeste de Suecia.

 

Una medida importante hacia este objetivo será el desarrollo de los sistemas de seguridad activa, que ayudarán a prevenir accidentes, de modo que dichos sistemas serán el foco prioritario en el campo de pruebas en AstaZero.

 

Uno de los mayores activos del Campo es su flexibilidad, con un diseño que permite la construcción de entornos personalizados únicos, ya que se puede simular todo tipo de escenarios de tráfico real, frente a la habitual limitación del resto de los centros de prueba de la industria del automóvil.

 

AstaZero tiene capacidad para una amplia gama de condiciones de prueba, tales como las que se encuentran en las vías más transitadas de la ciudad, carreteras, autopistas de varios carriles y cruces de caminos.

 

Estas condiciones son cruciales para el estudio de la forma en que interactúan con los coches obstáculos tales como otros automóviles, peatones, bicicletas, ciclomotores, motocicletas, camiones, autobuses e incluso animales que aparecen de repente en movimiento.

 

En algunos estudios, como es el caso de los relacionados con situaciones de tráfico complejas y a altas velocidades, los robots operarán los vehículos de prueba.

 

En el campo de pruebas se encuentra simulada una ciudad en la que se desarrollan las tecnologías que evitan que los coches colisionen o las funciones de seguridad que se ocuparán de los no conductores, como los peatones y los ciclistas.

 

Una de las principales funciones de AstaZero será la de ser plataforma para la investigación y desarrollo de tecnologías de seguridad de próxima generación. En colaboración con universidades y socios industriales, Volvo acogerá una serie de iniciativas, de proyectos de investigación e innovación de vehículos que serán estratégicas para proyectos futuros.

 

El trabajo en AstaZero también incluirá el desarrollo y ensayo de la tecnología de conducción autónoma, un sistema de soporte de controlador inteligente diseñado para reducir los accidentes al tiempo que mejora la experiencia de conducción. Otros sistemas avanzados también están en progreso para ayudar aún más a evitar, por ejemplo, falta de atención y la fatiga del conductor.

 

AstaZero ha sido construido sobre la base de la colaboración entre el mundo académico, la industria y las autoridades, de forma que la instalación servirá como una plataforma internacional abierta para todas las partes interesadas en la seguridad en el tráfico, como fabricantes de vehículos, proveedores, legisladores, agentes de tráfico, universidades e institutos técnicos de todo el mundo.

 

La instalación está rodeada por una carretera 5,7 kilómetros conectada a un entorno urbano que reproduce lo que ocurre en una ciudad, una zona de alta velocidad y entornos de prueba que reproducen, por ejemplo, la circulación por caminos rurales en los que aparecen por sorpresa objetos ante el vehículo.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.