Publicidad

Volvo no invertirá más en motores Diesel

El fabricante sueco ha indicado que solo mejorará el motor Diesel que lanzó en 2013 para ajustarlo a los nuevos estándares y se centrará en los motores eléctricos.
Carlos Cuesta Chanes -
Volvo no invertirá más en motores Diesel

Volvo no producirá más motores Diesel. Según anunció el presidente de la compañía, Hakan Samuelson, en el diario alemán Franfurter Allgemeine Zeitung, ‘A día de hoy no vamos a desarrollar una nueva generación de motores Diesel’.

Solo con una excepción: mejorarán un motor Diesel que lanzaron en 2013 para que cumpla con los nuevos límites de emisiones. Pero el gasto financiero de seguir desarrollándolos para que se adapten a las cada vez más severas normativas de emisiones de Estados Unidos, Europa y China se vuelve elevado. Por ello, la compañía centrará todos sus esfuerzos en la movilidad eléctrica.

Esta decisión constituye una excepción entre los principales fabricantes. Otros como BMW, Daimler o el grupo Volkswagen han anunciado recientemente que seguirán invirtiendo en el Diesel. Matthias Müller, presidente de este último, aseguró ante sus accionistas que ‘los motores clásicos son irrenunciables durante un periodo de tiempo previsible’. No en vano, el gigante alemán invertirá hasta 2022 10.000 millones de euros en motores de combustión más eficientes y respetuosos con el medio amiente.

Ello a pesar de que en Alemania, país de origen de los tres fabricantes mencionados, la cuota de vehículos Diesel está cayendo considerablemente y se prevé que continuará con la misma tendencia en los próximos años, a pesar de que aún se venden pocos coches eléctricos.

Dejando a un lado la lenta implantación de la movilidad basada en electricidad, los motores de combustión interna aún tienen un potencial de mejora muy alto. La Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos estima que los motores de gasolina o gasóleo de inyección directa emitirán en 2020 entre un 25 y un 30 por ciento menos de dióxido de carbono y consumirán entre un 25 y un 30 por ciento menos de combustible con respecto a los homologados en 2010. En el caso de los motores de gasolina, si se acompañan de un sistema de hibridación eléctrica, la mejora en cuanto a emisiones y consumo sería de un 34 por ciento adicional. Algo inferior en el caso de los híbridos Diesel, cuya mejora adicional rondaría el 25 por ciento.

También te puede interesar

El fin del Diesel, más cerca: restricciones y caída en ventas

¿Qué interesa más, gasolina o Diesel? Lo analizamos en cinco coches

El Diesel se hunde en el mercado

Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.