Publicidad

¿Y si el Grupo Volkswagen se asocia con el Grupo Fiat?

La compra de PSA a Opel pone a Volkswagen en un aprieto: un nuevo competidor le pisa los talones. ¿Se buscará el gigante alemán un socio para mantener su posición de liderazgo? / Fotos: Cordon Press
Autopista.es.

Twitter: @autopista_es -

¿Y si el Grupo Volkswagen se asocia con el Grupo Fiat?

A pesar de la adquisición de Opel por parte de PSA, constituyendo un nuevo grupo fuerte en Europa, Volkswagen sigue siendo el primer fabricante en volumen de ventas en el Viejo Continente. La diferencia es que, si antes lo era holgadamente, ahora su nuevo competidor se sitúa a muy poca distancia.

Estando así las fichas sobre el tablero, Sergio Marchionne, presidente y CEO de Fiat Chrysler Automobiles (FCA) ha hecho sus cábalas y se ha lanzado a la búsqueda de acuerdos de los que, de paso, su grupo salga también reforzado. En su tradicional encuentro con la prensa en el Salón de Ginebra, opinó que la compra de Opel ‘es un buen acuerdo, pero es difícil de redactar’. Siguiendo en esta senda, indicó que es momento de fusiones entre los fabricantes de automóviles porque es necesario compartir el cada vez mayor coste de fabricar unos coches que deben tener una carga tecnológica también cada vez mayor y ser menos contaminantes.

Grupo VW, General Motors, Fiat-Chrysler...

Con estas premisas, Marchionne abrió a General Motors (GM) y Volkswagen sendas puertas para negociar posibles uniones. A su modo de ver, en el caso de GM, la unión con FCA podría servir al grupo encabezado por Mary Barra para reforzar su presencia en Europa, ahora que se ha desprendido de Opel. Con ello, GM cambiaría a Opel, que llevaba años arrojando resultados negativos, por la más rentable FCA. Y eso reforzaría, al mismo tiempo, su presencia en Estados Unidos, según Marchionne.

Con respecto a Volkswagen, el líder de FCA comentó que es una opción no menos interesante, y que no le cabía duda de que en algún momento empezarían a dialogar. Las ventajas de esta asociación serían, según el Washington Post, que ayudaría a limpiar la imagen del fabricante alemán en Estados Unidos, fuertemente dañada a raíz del Dieselgate. Y serviría también para sumar a Volkswagen una gama de SUVs y pickups que, a día de hoy, no ofrece.

Por otro lado, una hipotética unión con Volkswagen permitiría a FCA recuperar la presencia en Europa que le ha hecho perder el cambio de titularidad de Opel.

El tiro por la culata

Matthias Müller, el CEO del Grupo Volkswagen, no ha tardado en salir al paso de las declaraciones de Marchionne. Con un tajante ‘no estamos preparados para negociaciones de ningún tipo’ recogido por Reuters, Müller cerró la puerta que el día anterior había abierto su homólogo en FCA. ‘Tenemos otros problemas’, añadió. Müller también declaró que ‘no había visto a Marchionne desde hacía meses’.

A la negativa de Müller le siguió otra de GM, después de que Marchionne dijera que la compañía estadounidense continuaba siendo su candidato favorito para una fusión, a pesar de su reciente decisión de vender Opel y, por consiguiente, distanciarse de Europa y de haber rechazado otras proposiciones similares de FCA en el pasado.

‘No estábamos interesados antes y no estamos interesados ahora’, declaró a la prensa el presidente de GM, Dan Ammann, en Ginebra.

Otro socio para Volkswagen: Tata Motors

Por su parte, el Grupo Volkswagen se ha buscado un nuevo ‘amigo’, aunque en una línea bien distinta de la que FCA le ofrecía, y en el otro extremo del mundo. Se trata de Tata Motors. El gigante alemán acaba de confirmar que ha llegado a un acuerdo con el grupo automovilístico indio -propietario de Land Rover y Jaguar, entre otras marcas- para una posible colaboración en el país asiático.

Meses de negociación han logrado un principio de acuerdo por el que los dos grandes fabricantes intercambiarán tecnologías, componentes y plataformas… y lo que venga en el futuro.

La búsqueda de los alemanes de desarrollar la movilidad eléctrica y de entrar en nuevos mercados ha catapultado este acuerdo. En un principio, Volkswagen lo intentó con Suzuki, pero las negociaciones quedaron en nada en 2015.

Tata Motors, por su parte, se encuentra inmersa en una reestructuración de su negocio. Busca simplificar su producción, reducir costes y ajustarse a la demanda pasando de las seis plataformas con las que cuenta en la actualidad a solo dos.

Mientras que un portavoz de la compañía india apuntó que las negociaciones continúan y que el anuncio se realizará ‘a su debido tiempo’, fuentes de Volkswagen indicaron que están analizando diferentes formas de expandir sus productos en India.

También te puede interesar

Opinión: caso PSA/Opel, ¿compro o vendes?

Italia permitió a FCA ocultar datos de las emisiones de sus motores

Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.