Publicidad

Toyota entra en el accionariado de Tesla

El fabricante japonés Toyota ha entrado en el accionariado de la compañía californiana Tesla con 50 millones e dólares con el fin de invertir en el desarrollo de vehículos eléctricos, componente e ingeniería.
-
Toyota entra en el accionariado de Tesla
Tesla Motors, que comercializa un deportivo GT de propulsión eléctrica y altas prestaciones, ha anunciado este acuerdo en un comunicado en el que no se explica lo que supone esta compra de acciones en la estructura accionarial de la compañía.
Toyota Motor Corporation y Tesla Motors formarán un equipo de especialistas, explica la empresa de Palo Alto, para promover esos esfuerzos El acuerdo ha sido ensalzado por el presidente de Toyota, Akio Toyoda, que se ha fijado como objetivo aprender del espíritu de desafío de Tesla, su rápida toma de decisiones y su flexibilidad empresarial. Toyoda, quien recuerda en el comunicado que Toyota también nació como una empresa de riesgo, confía en que los empleados del fabricante japonés aprendan del este espíritu empresarial y asuman los retos del futuro. El presidente y cofundador de Tesla, Elon Musk, espera un aprendizaje de la ingeniería de Toyota y de su experiencia en producción. Toyota, creada en 1937, ha producido alrededor de 2,5 millones de automóviles híbridos y a finales del pasado año ya inició la comercialización de la variante enchufable del Prius. Los planes de la compañía contemplan la introducción en el mercado de sus primeros vehículos eléctricos puros. Tesla, por su parte, ha desarrollado un deportivo de altas prestaciones, del que ya ha entregado más de mil ejemplares a clientes de Norteamérica, Europa y Asia. Tesla fabrica este deportivo así como los componentes del tren de potencia. El fabricante californiano tiene preparado un nuevo desarrollo para su comercialización. Se trata de otro deportivo, aunque de cuatro puertas, cien por cien eléctrico. Precisamente, inmediatamente después de la entrega de Toyota en el accionariado de Tesla, se ha anunciado la compra por Tesla de la fábrica de NUMMI en Fremont (California), en la que se fabricará este nuevo modelo y de los futuro modelos de la marca.

Esta fábrica fue utilizada por Toyota para producir los modelos Corolla y Tacoma, y su reconversión ahora dará espacio a Tesla para crecer. Esta planta, cercana a la sede de Tesla en Palo Alto y que tiene capacidad para producir medio millón de vehículos al año, fue la primera en la que Toyota mostró en América del Norte el sistema de producción de Toyota.

El sedán S, que Tesla estrenó el pasado año, tiene previsto un precio base de 49.000 dólares incluida la ayuda fiscal federal y ofrece una autonomía cercana a los 500 kilómetros, aunque de forma opcional el fabricante ofrece una batería de mayor rango de autonomía.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.