Publicidad

Récord de radares por kilómetro en España… y de recaudación

¿Te sientes acosado por los radares cuando conduces? Probablemente no estés equivocado… al menos si te comparas con los ciudadanos de Francia, Bélgica o Polonia.
Carlos Cuesta Chanes -
Récord de radares por kilómetro en España… y de recaudación

A primera vista, los 1.800 radares esparcidos por la geografía española - de los cuales 1.409 son fijos- quedan lejos de los 7.043 de Italia o los 3.324 de Francia, lo que podría llevar a pensar que nuestros vecinos europeos están sometidos a una vigilancia mayor que nosotros. La cosa cambia cuando se compara esta cifra con los kilómetros de carreteras de cada país. En esto, tras el país de Da Vinci, España se lleva la palma.

Un informe elaborado por la plataforma de servicios de información de tráfico Coyote revela que España, con 163.273 kilómetros de carreteras, de los cuales 12.777 transcurren por autopistas, tiene una media de 0,8 radares por cada 100 kilómetros. O, lo que es lo mismo, uno cada 125 kilómetros. En toda Europa solo nos supera Italia, con 452.541 kilómetros de carreteras y 26.990 en autopistas, donde tocan a 1,5 radares por cada 100 kilómetros (uno cada 66,6 kilómetros).

Una media mucho menor registran otros países tenidos en cuenta en el estudio, como Francia, Bélgica o Polonia. El primero (978.000 kilómetros de carreteras y 11.882 de autopistas) hay 0,3 radares por cada 100 kilómetros, o uno cada 333 kilómetros. Exactamente la misma proporción que Bélgica, con sus 280.158 kilómetros asfaltados, de los que 4.129 transcurren por autopistas.

Aún menos radares controlan a los conductores polacos, donde salen a 0,2 radares cada 100 kilómetros, o uno cada medio millar de kilómetros. Polonia cuenta con 412.035 kilómetros de carreteras, entre ellos, 1.488 de autopistas.

Por otra parte, cuando hablamos de radares en nuestro país no nos limitamos a los cinemómetros. En nuestras carreteras, desde 2015, también hay 233 cámaras encargadas de comprobar que llevamos abrochado el cinturón de seguridad y que no estamos utilizando el teléfono móvil mientras conducimos. Algo que más allá de nuestras fronteras aún no está explotado.

Más recaudación que nunca

El número de radares por kilómetro no es el único aspecto en materia de radares en el que España está fuerte. Las autoridades de Tráfico de nuestro país son especialistas en sacar rentabilidad a cada cinemómetro, y la prueba más reciente son los 164,2 millones de euros que aportaron a las arcas públicas los infractores detectados por radares a lo largo de todo 2016. Si se compara con los 120 millones de euros que se recaudaron en 2012 en este concepto, se observa un incremento del 37 por ciento en el último quinquenio.

El crecimiento de la recaudación año tras año parece imparable. Si bien el último lustro ha vivido una fuerte subida, cabe destacar que esta no ha sido uniforme, sino que se intensificó en los dos últimos ejercicios: si en 2014 se recaudaron 355.000 euros al día (129 millones en total), la cantidad ascendió a 449.000 euros diarios en 2016 (164 millones en todo el año), según una respuesta parlamentaria. Aún hay más: en 2013 el 29,7 por ciento de lo recaudado por la DGT en concepto de multas provenía de los cinemómetros, la proporción ya era del 33 por ciento en 2014, y del 41,5 por ciento en 2016.

Y la cosa irá a más, a todas luces, puesto que el ministerio del Interior ha anunciado que una de las 15 medidas urgentes que llevará a cabo para combatir la elevada siniestralidad será la instalación de 60 radares fijos más.

Estos datos llevan inevitablemente a que desde la oposición al Gobierno y diversos colectivos de automovilistas, así como desde la opinión pública, acusen a Tráfico de su afán recaudador. La DGT lo niega. Achaca el alza de la actividad de los radares a que a principios de 2015, con el fin de combatir la siniestralidad, se trasladó todos los dispositivos móviles a las vías secundarias, donde tiene lugar el 75 por ciento de las muertes en accidentes de tráfico. También apuntan al incremento de la movilidad en los últimos años (392 millones de desplazamientos de largo recorrido en 2016, un 5 por ciento más que en 2015 y un 9 por ciento más que en 2014). Así, estos dos factores traen, necesariamente, un incremento de las infracciones detectadas.

En cuanto al peso de las multas impuestas por exceso de velocidad frente a otras infracciones -como las de alcoholemia, por ejemplo- desde Tráfico explican que se debe a que, mientras estas aumentan por lo ya explicado, el resto se están reduciendo.

También te puede interesar

¡Increíble! Un radar que multa a 20 km/h...

Los radares que más multas ponen en España (lista actualizada)

¡Indetectables! Llegan los primeros coches-radar privados

El radar que sortea premios entre quienes cumplen los límites de velocidad (vídeo)

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.