Publicidad

La Policía alerta del timo del retrovisor: ¡precaución!

Los Mossos d’Escuadra han alertado de la generalización de una estafa en la que un hombre se hace pasar por trabajador de la compañía de seguros de una de las personas implicadas en el accidente.
Alberto de la Torre.

Twitter: @autopista_es -

La Policía alerta del timo del retrovisor: ¡precaución!

Los Mossos d’Escuadra (la Policía de Cataluña) ha avisado por Twitter del llamado timo del retrovisor. Esta práctica se está generalizando en España, por lo que las fuerzas policiales han explicado su funcionamiento y han recordado cuáles son los pasos a seguir en caso de que nos veamos envueltos en una situación similar.

En el timo del retrovisor, el “modus operandi” es el siguiente: una persona provoca un pequeño accidente con la víctima que parece fortuito. En él, el retrovisor queda dañado y el estafador trata de poner nervioso al conductor del vehículo asegurando que la culpa ha sido suya y apremiándole para comenzar lo más pronto posible los trámites del seguro porque se tiene que ir a su país. El estafador obliga al conductor a que sea él el que tome las acciones oportunas con su compañía de seguros.

En la confusión, aquel que ha ocasionado el accidente le cede el teléfono a la víctima asegurándole que ha encontrado antes que él el número de teléfono de la compañía de seguros del conductor. Cuando éste cree que está hablando sobre su póliza, un compinche al otro lado de la línea se hace pasar por un trabajador y le asegura que debe pagar entre 1.500 y 2.000 euros en efectivo para que todo quede resuelto, ya que los trámites entre países son largos y farragosos. Para tranquilizarle, el falso trabajador le asegura que más adelante la compañía le ingresará la misma cantidad en su cuenta bancaria.

El timo del retrovisor busca, en la mayor parte de las ocasiones, a conductores de edad avanzada y tratan de poner lo más nervioso posible a éstos con la única intención de que accedan a pagar la cantidad establecida.

Tomarse las cosas con calma

Los Mossos d’Escuadra recomiendan algo muy sencillo: usar el sentido común. Si nos encontramos en esta situación, lo primero que debemos hacer es tranquilizarnos y comenzar los trámites tal y como lo haríamos en cualquier otra situación, llamar por nosotros mismos al seguro y no hacer ningún pago que se salga de los procedimientos habituales de nuestra compañía.

También te puede interesar:

Robos:neumáticos rajados

Así son las estafas de coches por Internet

La Guardia Civil destapa una estafa entorno al plan PIVE

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.