Publicidad

Acude a recoger a su hija a un control de alcoholemia aún más borracho

Un padre acudió a recoger a su hija que había dado positivo en un control de alcoholemia y, tras serle realizada la prueba, estaba aún más borracho.
Jorge Serrano.

Twitter: @JorgeMotor1 -

Acude a recoger a su hija a un control de alcoholemia aún más borracho

No, no es una broma, es un hecho totalmente cierto según la información difundida por los Mossos d'Esquadra. La chica había sido parada para hacer un test de alcoholemia. Después de realizar la prueba, el resultado reflejó un claro positivo, con una tasa de 0,60 miligramos por litros de aire espirado (el límite de los conductores no profesionales es de 0,25 miligramos por aire espirado). 

En el momento de realizar la prueba de alcoholemia esta chica, viajaba con otros cuatro acompañantes. Ninguno de ellos se pudo poner al volante porque todos habían bebido. Por ello, la joven llamó a su padre, quien se personificó en el lugar del control para recoger a su hija y poder de ese modo recoger también el vehículo. 

Para llegar al lugar del control, el padre había acudido en un ciclomotor. En ese momento, los Mossos d'Esquadra le piden realizar el test y el hombre da positivo, en este caso, con un resultado superior al de su hija (0,71 miligramos espirados en el aire o casi 3 veces por encima de la tasa legal permitida). 

Este conductor natural de Salt (Girona) ha sido denunciado por un delito contra la seguridad vial. Los hechos sucedieron sobre la 1:00 hora del pasado 11 de abril. Este varón está citado a presentarse a declarar sobre los hechos ante el juzgado de instrucción en funciones de guardia de la provincia catalana. 

Más conductores "locos" e irresponsables

Las carreteras españolas, por desgracia, están plagadas de irresponsables. Hace unas semanas Autopista.es te informaba de un hecho también sorprendente: un conductor cazado a 297 km/h, récord por infracción en España

El conductor que ha batido el récord de exceso de velocidad tenía una discapacidad en una pierna, por lo que sólo tenía permiso legal para circular con vehículos especialmente adaptados. En el caso de la imposición de la sanción, conducía un Porsche 911 Turbo sin ningún tipo de adaptación técnica especial, así que el delito fue triple: exceder el límite máximo de velocidad genérico, exceder el límite de velocidad para discapacitados (100 km/h) y conducir un coche no adaptado. Este conductor se enfrenta a una posible pena de cárcel de entre tres y seis meses. 

También te puede interesar

- Cazado a 297 km/h, récord por infracción en España

- Las últimas imprudencias captadas por los helicópteros de la DGT

- Los radares que más multaron en España en 2015

-  ¿Quieres un coche nuevo? Antes, valora tu coche gratis

Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.