Publicidad

El GPS, un elemento de distracción

Un 62 por ciento de los conductores españoles considera que los sistemas de navegación GPS pueden suponer un elemento de distracción al volante y está de acuerdo en restringir o prohibir su uso, según un estudio europeo realizado por Tele Atlas y publicado hoy por la compañía financiera Cetelem.
-
El GPS, un elemento de distracción
Este grupo de conductores, no obstante, condiciona la restricción o prohibición de uso siempre que su manipulación implique cierto riesgo durante la conducción.
Según los datos del informe realizado en España y otros seis países europeos (Francia, Italia, Portugal, Alemania, Bélgica y el Reino Unido), cada vez son más los españoles que valoran los sistemas de navegación como un elemento esencial en el equipamiento de su automóvil, hasta el punto de que el porcentaje de conductores que califican el GPS como imprescindible ha pasado de un 31 por ciento en 2007 a un 46 por ciento en 2008. El estudio pone de manifiesto que el 95 por ciento de los españoles antepone la seguridad a la estética a la hora de comprarse un coche o incorporar los extras. De esta forma, el elemento tecnológico más apreciado por casi cinco de cada diez conductores es el sistema de navegación GPS, mientras que tres de cada diez valora los sistemas de control de voz y sólo dos de cada diez el acceso a Internet desde el vehículo. Según el director general de Tele Atlas Iberia, Rafael Gil-Casares, "la seguridad en la conducción es uno de los temas que más se está debatiendo en los foros del automóvil. Quizás la solución sea añadir nuevos avances tecnológicos e información en estos dispositivos que reduzcan considerablemente los riegos de su uso en nuestros vehículos como son los radares, puntos negros y límites de velocidad, entre otros". A pesar de la polémica suscitada, las ventas de GPS en España se han disparado en el último año y un gran número de conductores lo utiliza a diario. Tele Atlas prevé que las ventas de sistemas de navegación portátil alcancen los 1,6 millones de unidades en España en 2008, lo que supone un crecimiento del 33 por ciento con respecto al año anterior. De esta forma, España mantendrá una cuota del 6 por ciento dentro del mercado europeo de PNAV (Personal Navegation).

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.