Publicidad

La OCU recomienda no pasar la revisión de VW para los motores trucados

La OCU desaconseja a los afectados que acudan a la revisión de Volkswagen porque "no se ha comprobado que la reparación acabe con el problema".
Autopista. Twitter @Autopista_es -
La OCU recomienda no pasar la revisión de VW para los motores trucados

Tras el Dieselgate, Volkswagen empezó a llamar a revisión tanto a aquellos vehículos equipados con motores 2.0 TDI como a los más pequeños -los 1.2 TDI- como parte de las medidas tomadas para solucionar el escándalo. Ahora, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha lanzado un mensaje de alerta en el que desaconseja a los afectados que acudan a la revisión que puso en marcha VW. ¿La razón? Según la organización, se considera que “no se ha comprobado que la reparación propuesta por el grupo alemán acabe con el problema”.

La OCU ha subrayado que estas revisiones “no son recomendables” y lo hace basándose en una serie de exámenes propios que ha realizado en un laboratorio y en los que ha podido comprobar que después  de “eliminar el software, las emisiones de NOx aumentaban en más de un 13% y no se aseguraban las prestaciones del vehículo con una garantía suficiente”. Por el ello, la Organización de Consumidores y Usuarios aconseja a los afectados que sean pacientes y esperen hasta que las comprobaciones pertinentes se lleven a cabo por “autoridades independientes”. El objetivo es que sean éstas las que aseguren que la que la retirada del software no afecta ni a las prestaciones ni a los niveles de emisiones o de consumo de combustible.

Ha sido la KBA -el organismo alemán que se encarga de homologar los coches para su circulación- la responsable de autorizar y revisar las reparaciones de los vehículos de Volkswagen y según el grupo alemán “esta reparación gratuita no afecta ni al consumo de carburante ni a las prestaciones del vehículo”. La medida involucra a los Audi A3, A4, A5, A6 y Q6; a los Volkswagen Passat, CC, Tiguan, Golf, Polo, Jetta, Scirocco, Touran y Caddy; a los Skoda Superb y Octavia y a los Seat Exeo, Ibiza, León y Altea. Eso sí, hasta la fecha, no ha dado el visto bueno a los arreglos de los motores 1.6 ya que, además de la supresión del software que manipulaba las emisiones, precisan la instalación de una pieza.

El criterio de la DGT

Sin embargo, la carta que está llegando a los conductores españoles que poseen un vehículo afectado por el escándalo y que está firmada por la Dirección General de Tráfico difiere del criterio de la OCU. La DGT ha enviado una misiva conjunta con la de Volkswagen en la que subraya que  “el vehículo es técnicamente seguro y apto para la circulación, pero desde la Dirección General de Tráfico se considera que el propietario debe realizar la medida de servicio a la que se refiere el comunicado adjunto en el que VW detalla lo que el consumidor tiene que hacer”.

Por otro lado, teniendo en cuenta que la Organización de Consumidores y Usuarios está promoviendo una acusación particular contra el grupo para sus afiliados, la organización anima a los usuarios afectados a unirse a esta demanda colectiva que ya cuenta con más de 10.000 personas unidas “para exigir compensaciones económicas justas al igual que está sucediendo con los afectados por este escándalo en Estados Unidos”.

También te puede interesar

- ¿Quieres un coche nuevo? Antes, valora tu coche gratis

- Escándalo Volkswagen: ¿qué ha pasado un año después?

- VW pagará 1.000 millones de euros a los clientes del Dieselgate en USA

- Volkswagen reparará los software en España hasta otoño de 2017

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.