Publicidad

DGT: más controles de cinturón esta semana

Coincidiendo con la vuelta al colegio, la Dirección General de Tráfico ha intensificado los controles sobre el uso del cinturón de seguridad y de las sillitas infantiles. Esta campaña se prolongará durante la primera semana escolar y tratará de concienciar del correcto uso de estos sistemas de retención, cuyo uso inadecuado conlleva multas de 200 euros y la retirada de 3 puntos del carné de conducir.
Agencias -
DGT: más controles de cinturón esta semana

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha puesto en marcha desde hoy y hasta el próximo domingo una nueva campaña de vigilancia y control sobre el uso del cinturón y los sistemas de retención infantil, coincidiendo con la vuelta al colegio de miles de menores.

Desde comienzo de año, de las 643 personas que han muerto en vías interurbanas, 79 no llevaban puesto el cinturón en el momento del siniestro, recuerda Tráfico en un comunicado e insiste en que el uso de este sistema de seguridad todavía no está generalizado.

Por este motivo, durante una semana, los agentes de la agrupación de tráfico de la Guardia Civil intensificarán los controles en todo tipo de vías con el objetivo de comprobar que tanto conductor como ocupantes de los vehículos hacen uso del cinturón, y de que los menores viajan con los correspondientes sistemas de retención infantil.

Tráfico ha invitado también a los ayuntamientos de más de 25.000 habitantes que disponen de policía local propia para que se sumen a dicha campaña realizando la vigilancia del uso de dichos dispositivos de seguridad en vías urbanas.

Según el último informe de la Organización Mundial de Salud, abrocharse el cinturón reduce el riesgo de muerte entre los pasajeros de los asientos delanteros entre un 40 y 65 por ciento, y puede disminuir el número de fallecidos entre los ocupantes de los asientos traseros hasta un 75 por ciento.

Y si el cinturón es un elemento de seguridad "imprescindible" para los adultos, la DGT reitera que el sistema de retención infantil también lo es entre los bebés y niños en caso de colisión, parada brusca o maniobra de evasión.

Un niño sin sujeción multiplica por cinco las posibilidades de sufrir lesiones mortales o graves, tanto que nueve de cada diez casos se habrían evitado si se hubieran empleado estos sistemas de retención.

Además de por motivos de seguridad, no hacer uso de estos elementos de seguridad supone cometer una infracción grave, que lleva aparejada una multa de 200 euros y la retirada de tres puntos del permiso de conducir en el caso del conductor.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.