Publicidad

Las ITV empiezan a controlar ya la electrónica de los coches

Las ITV suman nuevas herramientas de lectura de diagnóstico de los equipos de a bordo (OBD) para inspeccionar la electrónica y las emisiones de los coches. Así es su implantación por fases.
Jordi Moral.

Twitter: @jordimoralp -

Las ITV empiezan a controlar ya la electrónica de los coches

La aprobación de un nuevo Real Decreto que rige las Inspecciones Técnicas de Vehículos (ITV) está levantando una gran expectación en la comunidad automovilística. Algunas de las novedades que ya incluyen (puedes leer todas en este artículo) son la flexibilidad para el lugar donde realizar una segunda inspección en caso de suspender la primera o la mayor formación para el personal laboral. Sin embargo, por encima de todas hay una medida de mayor impacto: el anuncio de nuevas herramientas de diagnóstico para un mayor control de las emisiones y de la electrónica de los coches.

Según avanzaron durante el anuncio fuentes del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, estos nuevos medios suponen en realidad “un primer paso hacia la inspección de los sistemas de seguridad electrónicos y la mejora del control de emisiones”. Pero, ¿a qué afectará exactamente? ¿Se detectarán ya por ejemplo reprogramaciones de motor y centralita?

Aeca-ITV anuncia que comienzan las pruebas

Ante todas estas dudas, la patronal AECA-ITV ha emitido un comunicado en el que ya anuncia que las ITV comienzan a realizar este mes las primeras pruebas para controlar los sistemas electrónicos de los vehículos, y explica detalladamente cómo será todo el proceso de la nueva normativa. Según el Real Decreto, que entrará en vigor el 20 de mayo, en 2018 todas las estaciones de ITV tendrán que disponer ya de nuevos dispositivos de lectura del sistema de diagnóstico a bordo (OBD).

Las pruebas para su implantación ya han comenzado, y AECA-ITV ha pedido incluso la colaboración de los fabricantes de estos equipos de diagnosis (a través de su patronal AFIBA) para realizar unos primeros test que sirvan para garantizar la viabilidad de estos nuevos controles. En concreto, la normativa obligará a contar con estos equipos de lectura, que deberán conectarse a los ordenadores de a bordo de los coches con el objetivo final de informar de posibles defectos o averías de ciertos sistemas electrónicos. Pero, ¿qué sistemas?

El sistema, que se implantará en diferentes fases, arranca con un primer periodo de pruebas que deberá concluir antes de que acabe el año y en el que se pretende validar si estos equipos de diagnóstico son capaces de comprobar una serie de elementos como el sistema de identificación del vehículo y el kilometraje (para detectar fraudes), los controles electrónicos de estabilidad, el ABS, los airbags, pretensores o sistemas de alumbrado y señalización, entre otros dispositivos del vehículo.  

La segunda fase para este mayor control electrónico será un poco más compleja todavía. En esta ocasión, aún sin fecha definida pero que debería realizarse en el primer trimestre de 2018 a más tardar, las pruebas deberán ampliarse a sistemas electrónicos como los controles de velocidad, los sistemas de visión nocturna, el corrector automático de faros, los sistemas de iluminación adaptativos y, en definitiva, muchos de los nuevos y avanzados sistemas de seguridad y ayuda a la conducción que ya equipan muchos de los automóviles nuevos.

Aeca-ITV concluye su comunicado adelantando que “las pruebas se realizarán mediante comunicación directa e interactiva entre las herramientas de diagnóstico y el propio sistema electrónico del vehículo analizado”. Con todo ello, el nuevo Real Decreto aprobado en Consejo de Ministros persigue que cuando las pruebas sean obligatorias puedan realizarse rechazos en base a ello en las ITV, “al objeto de evitar accidentes, salvar vidas y contribuir a la mejora del medio ambiente y la seguridad vial”.

También te puede interesar:

Cómo homologar accesorios en tu coche para pasar la ITV

Las ITV serán más duras y severas después del verano

Las ITV controlarán la electrónica y las emisiones de los coches

Según avanzaron durante el anuncio fuentes del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, estos nuevos medios suponen en realidad “un primer paso hacia la inspección de los sistemas de seguridad electrónicos y la mejora del control de emisiones”. Pero, ¿a qué afectará exactamente? ¿Se detectarán ya por ejemplo reprogramaciones de motor y centralita?

Aeca-ITV anuncia que comienzan las pruebas

Ante todas estas dudas, la patronal AECA-ITV ha emitido un comunicado en el que ya anuncia que las ITV comienzan a realizar este mes las primeras pruebas para controlar los sistemas electrónicos de los vehículos, y explica detalladamente cómo será todo el proceso de la nueva normativa. Según el Real Decreto, que entrará en vigor el 20 de mayo, en 2018 todas las estaciones de ITV tendrán que disponer ya de nuevos dispositivos de lectura del sistema de diagnóstico a bordo (OBD).

Las pruebas para su implantación ya han comenzado, y AECA-ITV ha pedido incluso la colaboración de los fabricantes de estos equipos de diagnosis (a través de su patronal AFIBA) para realizar unos primeros test que sirvan para garantizar la viabilidad de estos nuevos controles. En concreto, la normativa obligará a contar con estos equipos de lectura, que deberán conectarse a los ordenadores de a bordo de los coches con el objetivo final de informar de posibles defectos o averías de ciertos sistemas electrónicos. Pero, ¿qué sistemas?

El sistema, que se implantará en diferentes fases, arranca con un primer periodo de pruebas que deberá concluir antes de que acabe el año y en el que se pretende validar si estos equipos de diagnóstico son capaces de comprobar una serie de elementos como el sistema de identificación del vehículo y el kilometraje (para detectar fraudes), los controles electrónicos de estabilidad, el ABS, los airbags, pretensores o sistemas de alumbrado y señalización, entre otros dispositivos del vehículo.  

Publicidad

La segunda fase para este mayor control electrónico será un poco más compleja todavía. En esta ocasión, aún sin fecha definida pero que debería realizarse en el primer trimestre de 2018 a más tardar, las pruebas deberán ampliarse a sistemas electrónicos como los controles de velocidad, los sistemas de visión nocturna, el corrector automático de faros, los sistemas de iluminación adaptativos y, en definitiva, muchos de los nuevos y avanzados sistemas de seguridad y ayuda a la conducción que ya equipan muchos de los automóviles nuevos.

Aeca-ITV concluye su comunicado adelantando que “las pruebas se realizarán mediante comunicación directa e interactiva entre las herramientas de diagnóstico y el propio sistema electrónico del vehículo analizado”. Con todo ello, el nuevo Real Decreto aprobado en Consejo de Ministros persigue que cuando las pruebas sean obligatorias puedan realizarse rechazos en base a ello en las ITV, “al objeto de evitar accidentes, salvar vidas y contribuir a la mejora del medio ambiente y la seguridad vial”.

También te puede interesar:

Cómo homologar accesorios en tu coche para pasar la ITV

Las ITV serán más duras y severas después del verano

Las ITV controlarán la electrónica y las emisiones de los coches

Publicidad
Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.