Publicidad

Más averías: así son los problemas mecánicos de 2016

El año pasado aumentaron más de un 16 por ciento las averías mecánicas que necesitaron asistencia. La batería del coche sigue siendo la primera de la lista.
Marina Gª del Castillo.

Twitter: @MarinaAutopista -

Más averías: así son los problemas mecánicos de 2016

El Barómetro de Averías, elaborado a partir de los datos obtenidos tras analizar más de 1,2 millones de asistencias realizadas en 2016 por el Real Automóvil Club de España (RACE), destaca una tendencia al alza de los problemas mecánicos. Éstos han aumentado más de un 16% con respecto a 2015.

Por tipo de avería, las baterías siguen siendo el principal quebradero de cabeza de los conductores con más de 165.000 casos. Por detrás le siguen los problemas con los neumáticos, con 78.900 asistencias. Y en tercer lugar aparecen las averías como consecuencia de un accidente de tráfico, que aumentaron un preocupante 23,4%.

De las más de 140 causas registradas por el RACE como causa de una avería en el vehículo cabe destacar los casi 6.000 errores en el repostaje y los 870 descuidos con las llaves del coche. Pero son los fallos mecánicos los que más preocupan y más concretamente los que están directamente relacionados con el motor. 

Problemas mecánicos que más aumentan

A pesar de que el aumento de expedientes es común a todo tipo de asistencias, hay algunas cuyo porcentaje de crecimiento ha sido casi exponencial. Entre ellas, destacan las relacionadas con la bomba y la inyección de los coches Diesel, que han experimentado un crecimiento porcentual del 47,2% y que ahora suponen un 6,4% del total. El motor de arranque (un 17,6% más y el 4,1% del total) completa el podio entre aquellas que superan las 10.000 asistencias.

Ni qué decir tiene que la falta de mantenimiento es un problema que puede derivar en una avería mecánica o, en el peor de los casos, en un accidente de tráfico. Los fallos que afectaron al motor aumentaron un 14,6%, los del disco de embrague un 45,8% y los de la correa del alternador un 32% más. Éstos podrían haberse detectado en las revisiones periódicas que marca el fabricante para un correcto funcionamiento del vehículo.

La falta de mantenimiento de un vehículo supone un perjuicio para el conductor por dos razones: provoca gastos elevados de reparación, tanto de la pieza rota como de otras afectadas; pero también supone un incremento del riesgo de sufrir algún incidente en carretera, sobre todo con climatología adversa. El mal estado de los neumáticos, aumentó un 12,1% respecto a 2015 y el mal funcionamiento de los discos de freno otro 12%. Una revisión de estos elementos de desgaste, con visitas programadas al taller, reduce el riesgo de avería mecánica en el vehículo, sobre todo ante grandes desplazamientos que es cuando el vehículo se somete a un mayor esfuerzo. 

También te puede interesar

-Servicio de asistencia en carretera: así funciona

-Las averías más comunes producidas por despistes del conductor

-Los coches también se averían si no los usas

 

Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.