Publicidad

Esto te interesa: 10 cosas que no cubre el seguro del coche

La póliza del seguro de un coche también tiene letra pequeña y no cubre todas las incidencias que puedas tener. Aquí tienes las 10 cosas más comunes por las que el seguro de tu coche no se hará cargo.
Sonia Recio -
Esto te interesa: 10 cosas que no cubre el seguro del coche

La letra pequeña... esa gran desconocida que el común de los mortales no se suele leer. En el caso de los seguros de los coches, éstos cuentan con multitud de pólizas con diferentes y amplias coberturas. Sin embargo, hay algunas excepciones e incidencias de las que el seguro de un automóvil no se hará cargo. Te las detallamos. 

1.- Desastres naturales y meteorológicos

Tu seguro no responderá si, por ejemplo, tu coche se ve arrastrado en una riada o un árbol le cae encima por fuertes rachas de viento. Sin embargo, el Consorcio de Compensación de Seguros sí se hará cargo de los posibles desperfectos de tu vehículo y de, incluso, una indemnización por una declaración de siniestro total. 

Algo similar ocurre si se da la circunstancia de que tu coche sufre daños por un atentado terrorista o por operaciones militares en tiempos de paz. 

2.- Circular con la ITV caducada y tienes un accidente

Llevar la ITV caducada es motivo para que tu seguro no te dé cobertura si te ves involucrado en un accidente y eres culpable. Otra cosa es que tu vehículo resulte afectado pero no haya sido el causante o se demuestre que el no haber pasado esta revisión no ha tenido nada que ver con que el siniestro; en estos casos, la aseguradora debe de hacerse cargo. 

3.- Exceder el número de pasajeros o la carga

La ficha técnica del vehículo recoge con exactitud la tara máxima que éste admite y el número de pasajeros que pueden viajar en él. Si sufres un accidente y se constata que has incumplido con estas normas, el seguro rechazará darte cualquier cobertura, ya sea por desperfectos en el vehículo o por daños que hayan sufridos sus ocupantes. 

4.- Menor de 25 años

Los menores de 25 años han de estar declarados en la póliza como conductores, aunque el uso que hagan del coche sea ocasional. En caso contrario, si tienen un accidente el seguro queda exonerado de cualquier responsabilidad; y no sólo eso: el responsable será el propietario de ese vehículo, que deberá responder de cualquier daño a título personal. 

Cosas que no cubre el seguro5.- Conducir por vías sin pavimentar/asfaltar

El seguro del coche sólo se hace responsable de las incidencias que tengas en vías convencionales aptas para la circulación de vehículos. Por lo tanto, están excluidos los caminos sin asfaltar, entre otros. Si te vas a dedicar a transitar por lugares atípicos, contrata una póliza que te proporcione esta cobertura y así también podrás acceder a la asistencia correspondiente en caso de necesitarla. 

6.- Accidente entre familiares

Las aseguradoras no suelen cubrir los partes que reflejan un accidente entre conductores con un vínculo familiar. El motivo no es otro que evitar la picaresca de declarar un siniestro ficticio para que el seguro se haga cargo de los arreglos. En estas excepciones, en muchos casos, también se contemplan situaciones presumiblemente irregulares, como que los declarantes sean vecinos. 

7.- Conducir bajo los efectos de las drogas o el alcohol

Es obvio que si tienes un accidente por conducir yendo bebido o drogado la aseguradora no va a responder de tus actos y sus consecuencias. Además, deberás hacer frente a las sanciones adheridas a este tipo de conductas. 

Cosas que no cubre el seguro8.- Conducir sin carné

El carné es el documento que te capacita para conducir y sin él no hay seguro de coche que valga. Aunque figures en el contrato como propietario del vehículo, carecer de la licencia es motivo suficiente para que no te den cobertura alguna. En este apartado también se incluye el tener el carné retirado por pérdida total de puntos o el que esté caducado. 

9.- Accesorios o equipamiento no declarado

Al contratar un seguro tienes que facilitar todos los datos del coche: marca, modelo, motorización y versión. La versión hace referencia expresa a lo que el vehículo lleva de serie como equipamiento, debiendo reflejar de manera clara lo que hayas añadido de más. En caso de accidente, el seguro única y exclusivamente responderá de lo que esté especificado en el contrato. Si te gusta el tuning, lo mejor es que contrates un seguro específico: uno convencional no te dará cobertura o no te saldrá a cuenta. 

10.- Robo del coche por dejar las llaves puestas

La cobertura de robo puede estar o no incluida en la póliza con las consecuentes limitaciones. Sin embargo, dejarse el coche con las llaves puestas —o con cualquier otro dispositivo que permita arrancar y circular— y que te lo roben se considera un hurto y, por tanto, al margen de lo que hayas contratado, la compañía de seguros no lo cubrirá

El seguro tampoco se hace cargo del robo de los objetos que haya dentro del vehículo, con independencia de cómo hayan accedido a ellos. 

También te puede interesar

El color del coche influye en el seguro, en la reventa, en la seguridad vial...

El precio del seguro de los coches más vendidos: ¿cuánto pagamos de media?

Le roban su coche, le atropellan… y su seguro tiene que indemnizarle como peatón

 

1.- Desastres naturales y meteorológicos

Tu seguro no responderá si, por ejemplo, tu coche se ve arrastrado en una riada o un árbol le cae encima por fuertes rachas de viento. Sin embargo, el Consorcio de Compensación de Seguros sí se hará cargo de los posibles desperfectos de tu vehículo y de, incluso, una indemnización por una declaración de siniestro total. 

Algo similar ocurre si se da la circunstancia de que tu coche sufre daños por un atentado terrorista o por operaciones militares en tiempos de paz. 

2.- Circular con la ITV caducada y tienes un accidente

Llevar la ITV caducada es motivo para que tu seguro no te dé cobertura si te ves involucrado en un accidente y eres culpable. Otra cosa es que tu vehículo resulte afectado pero no haya sido el causante o se demuestre que el no haber pasado esta revisión no ha tenido nada que ver con que el siniestro; en estos casos, la aseguradora debe de hacerse cargo. 

3.- Exceder el número de pasajeros o la carga

La ficha técnica del vehículo recoge con exactitud la tara máxima que éste admite y el número de pasajeros que pueden viajar en él. Si sufres un accidente y se constata que has incumplido con estas normas, el seguro rechazará darte cualquier cobertura, ya sea por desperfectos en el vehículo o por daños que hayan sufridos sus ocupantes. 

Publicidad

4.- Menor de 25 años

Los menores de 25 años han de estar declarados en la póliza como conductores, aunque el uso que hagan del coche sea ocasional. En caso contrario, si tienen un accidente el seguro queda exonerado de cualquier responsabilidad; y no sólo eso: el responsable será el propietario de ese vehículo, que deberá responder de cualquier daño a título personal. 

Cosas que no cubre el seguro5.- Conducir por vías sin pavimentar/asfaltar

El seguro del coche sólo se hace responsable de las incidencias que tengas en vías convencionales aptas para la circulación de vehículos. Por lo tanto, están excluidos los caminos sin asfaltar, entre otros. Si te vas a dedicar a transitar por lugares atípicos, contrata una póliza que te proporcione esta cobertura y así también podrás acceder a la asistencia correspondiente en caso de necesitarla. 

6.- Accidente entre familiares

Las aseguradoras no suelen cubrir los partes que reflejan un accidente entre conductores con un vínculo familiar. El motivo no es otro que evitar la picaresca de declarar un siniestro ficticio para que el seguro se haga cargo de los arreglos. En estas excepciones, en muchos casos, también se contemplan situaciones presumiblemente irregulares, como que los declarantes sean vecinos. 

7.- Conducir bajo los efectos de las drogas o el alcohol

Es obvio que si tienes un accidente por conducir yendo bebido o drogado la aseguradora no va a responder de tus actos y sus consecuencias. Además, deberás hacer frente a las sanciones adheridas a este tipo de conductas. 

Cosas que no cubre el seguro8.- Conducir sin carné

El carné es el documento que te capacita para conducir y sin él no hay seguro de coche que valga. Aunque figures en el contrato como propietario del vehículo, carecer de la licencia es motivo suficiente para que no te den cobertura alguna. En este apartado también se incluye el tener el carné retirado por pérdida total de puntos o el que esté caducado. 

Publicidad

9.- Accesorios o equipamiento no declarado

Al contratar un seguro tienes que facilitar todos los datos del coche: marca, modelo, motorización y versión. La versión hace referencia expresa a lo que el vehículo lleva de serie como equipamiento, debiendo reflejar de manera clara lo que hayas añadido de más. En caso de accidente, el seguro única y exclusivamente responderá de lo que esté especificado en el contrato. Si te gusta el tuning, lo mejor es que contrates un seguro específico: uno convencional no te dará cobertura o no te saldrá a cuenta. 

10.- Robo del coche por dejar las llaves puestas

La cobertura de robo puede estar o no incluida en la póliza con las consecuentes limitaciones. Sin embargo, dejarse el coche con las llaves puestas —o con cualquier otro dispositivo que permita arrancar y circular— y que te lo roben se considera un hurto y, por tanto, al margen de lo que hayas contratado, la compañía de seguros no lo cubrirá

El seguro tampoco se hace cargo del robo de los objetos que haya dentro del vehículo, con independencia de cómo hayan accedido a ellos. 

También te puede interesar

El color del coche influye en el seguro, en la reventa, en la seguridad vial...

El precio del seguro de los coches más vendidos: ¿cuánto pagamos de media?

Le roban su coche, le atropellan… y su seguro tiene que indemnizarle como peatón

 

Publicidad

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.