Publicidad

Los eléctricos, caros para los españoles

El 82 por ciento de los españoles está interesado en comprar un vehículo eléctrico, pero quiere que los fabricantes ajusten el precio, que los vehículos tengan mayor autonomía y que aumenten los puntos de recarga, según un estudio elaborado por Deloitte.
-
Los eléctricos, caros para los españoles

El informe, que destaca el interés de los españoles por estos vehículos por encima de la media europea, alerta de la falta de información que tienen los ciudadanos sobre las características reales de este tipo de coches y de la necesidad de un cambio de mentalidad.

El precio es el principal obstáculo a la hora de adquirir un coche eléctrico para los españoles, ya que sólo uno de cada cinco pagaría más de 23.000 euros por uno de estos coches, cuando su precio actual ronda los 30.000 euros. Esto muestra que la mayoría de los encuestados no abonaría más por un vehículo eléctrico de lo que paga por uno convencional.

Para el abaratamiento de estos vehículos serán fundamentales los avances técnicos, las eventuales ayudas públicas y el incremento de la producción que reduciría los costes, explica el socio de Deloitte Mariano Cabos.

La consultora ha detectado falta de conocimiento por parte de los ciudadanos acerca de las características del vehículo eléctrico.

Así, los españoles pretenden tener una autonomía de 320 kilómetros, cuando la distancia máxima diaria que recorren habitualmente es de 80 kilómetros, lo que significa que ‘los usuarios no necesitan realmente la autonomía que demandan’, explicó Cabos.

‘El vehículo eléctrico tiene una autonomía que oscila entre los 130 y 180 kilómetros diarios, ya que se trata de un auto pensado para los desplazamientos urbanos’, apuntó.

Además, el 60 por ciento de los españoles pide puntos en los que se necesite un tiempo máximo de recarga de una hora, cuando en la realidad son necesarias entre 6 y 8 horas.

La tecnología, de momento, no permite la rapidez’, aseguró el socio de la consultora Eric Delgove, al tiempo que mostró que para los españoles es fundamental que existan puntos de recarga en los hogares, los centros comerciales y en las ‘electrolineras’. El 74 por ciento de los españoles se plantearía cambiar su vehículo de combustible convencional por uno eléctrico si el combustible superara los 2 euros por litro.

La consultora ha realizado este estudio mediante 5.000 encuestas a ciudadanos de España, Alemania, Bélgica, Francia, Italia, Reino Unido y Turquía.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.