Publicidad

Los monovolúmenes más fiables

Gracias a un bagaje técnico probado, Mazda 5, Dacia Lodgy, Renault Scénic y Toyota Verso se coronan como los monovolúmenes con menos averías de acuerdo con el nuestro estudio de fiabilidad que Autopista realiza con L´Automobile.
Autopista. Twitter @Autopista_es -
Los monovolúmenes más fiables

VW Touran. 13 sobre 20

Ha experimentado averías que el fabricante ha resuelto con cierta lentitud. Así, los TDI con bomba de inyección muestran una debilidad recurrente del volante motor bimasa, embrague y turbo, hasta 2006. La obstrucción de la válvula EGR se ha convertido en un dolor de cabeza, lo mismo que el FAP, incluso en los modelos más nuevos. En el 2.0 TDI, algunas culatas porosas, hasta 2009, de forma que el radiador de aceite pierde estanqueidad, hasta marzo de 2009 El DSG6 caja y recientemente las disfunciones DSG7 acumulativos. El remedio es un simple reemplazo de reprogramación de dirección electro-hidráulica.

Calidad. 3 sobre 5

El diseño del salpicadero permanece casi sin cambios desde hace una década. Si el revestimiento blando y el cuidado aportado a los ajustes del interior son adecuados, la presentación ha perdido su brillo.

Nuestra opinión

Lanzado en 2003, y renovado en 2006 y 2010, conserva, gracias a su imagen robusta, gran popularidad. Para mayor tranquilidad evita si compras un usado, los modelos anteriores a 2006.

Mazda 5. 18 sobre 20

Excepto para un mantenimiento rutinario, las visitas al taller del Mazda 5 siguen siendo escasas. No obstante, en abril de 2013, 1.791 versiones Diésel tuvieron que hacer una parada obligada para el control del sistema de precalentamiento del motor. A señalar, también, la degradación anormal del aceite y la obstrucción del filtro de partículas, especialmente en el contexto de un uso ciudadano. Por lo demás, el Mazda 5 cuenta con una excelente trayectoria.

Calidad. 3 sobre 5

La austera presentación va de la mano de una calidad percibida, en retroceso. Si bien los ensamblajes no se cuestionan, muestra sin embargo plásticos finos y poco resistentes.

Nuestra opinión

A la sombra de las estrellas de la categoría, lleva una carrera discreta. No está justificado a la vista de sus excelentes prestaciones y su nivel de fiabilidad.

Galería relacionada

Los monovolúmenes más fiables

Dacia Lodgy. 17,5 sobre 20

Técnicamente, el Lodgy se basa en el mismo principio que otros modelos de Dacia. Receta rentable porque muestra una serenidad que muchos monovolúmenes envidian. Con la excepción de algunas correcciones antes de la entrega (portón trasero, airbag, tambores de freno...), las averías afectan al sistema de navegación GPS (pantalla congelada y fallos de funcionamiento variados).

Calidad. 2 sobre 5

A este precio, no se puede tener todo, el Lodgy se contenta con plásticos duros y un acabado medio. No impide, sin embargo esfuerzos en la presentación.

Nuestra opinión

Práctico, un poco rústico, el Lodgy goza de una relación precio-equipamiento buena y una fiabilidad sin fisuras. Una promesa cumplida que le permite perdonar su presentación básica.

Renault Scénic. 16,5 sobre 20

Tras una segunda generación para olvidar, Renault ha querido “hacer las paces” y restaurar su reputación de fiabilidad. El fabricante ha reciclado los elementos técnicos del viejo Scenic, fiabilizados al final de su carrera y ahora muestra una cara diferente, aunque han persistido algunos problemas en las primeras unidades. Este es el caso de las pastillas y los discos traseros que duran poco, desgaste relacionado a la mala calibración del freno de estacionamiento eléctrico. Hasta septiembre de 2009, la iluminación del sensor de aviso del airbag requiere la sustitución de la centralita. Este fallo ha sido objeto de una nota técnica interna, así como la electroválvula del turbo, el volante motor bimasa (2.0 16V y 1.5 dCi diesel) o el riesgo de deshilachado de la correa en el 1.5 dCi.

Calidad. 4 sobre 5

Si bien la presentación y acabado del Renault Scénic son del todo satisfactorios, los propietarios se muestran más críticos con los ensamblajes, origen de numerosos ruidos en el habitáculo. Algunas unidades se vieron afectadas por el desgaste prematuro del volante, así como de la palanca de cambios de velocidad, hasta marzo de 2012.

Nuestra opinión

Acabadas, las averías graves después de un período negro, Renault aprueba, con este Scénic de tercera generación, logrando redimir sus fallos. Una observación que vale particularmente para el Diesel 1.5 dCi, cuya fiabilidad no desmerece más desde el 2010.

Toyota Verso. 16,5 sobre 20

En opinión de los propietarios, el Verso sólo ha mostrado debilidades raramente. Sin embargo, el fabricante japonés ha hecho numerosos cambios en los bloques diésel para ajustar el consumo anormal de aceite y de líquido refrigerante, hasta febrero de 2011, así como la pérdida de potencia, hasta otoño de 2011 (cabeza de culata e inyectores).

Calidad. 3 sobre 5

El Verso está lejos de ser referencia. Exceptuando el recubrimiento blando del salpicadero, los plásticos, frágiles son consecuencia de los ahorros. El volante de cuero se desprende, hasta diciembre de 2011.

Nuestra opinión

Desde hace algunos años, parece que Toyota ha perdido brillo por su fiabilidad, especialmente en lo que respecta a sus motores diesel. A vigilar, las versiones anteriores a 2012.

Peugeot 5008. 16 sobre 20

Después de más de cuatro años de carrera, el 5008 podría presumir de un buen balance si no hubiera cometido algunos pecados de juventud. Respecto al chasis, el desgaste de rodamiento del embrague (caja de 5 velocidades), hasta el comienzo de 2010; las vibraciones del volante durante el frenado, hasta diciembre de 2012; la segunda marcha que salta, hasta mayo de 2013; deserción de os  amortiguadores traseros hasta noviembre de 2013... los problemas eléctricos a menudo están vinculados a la sobretensión del alternador. Las versiones de gasolina están sujetas a un decalaje de la distribución (1.6 THP), hasta septiembre de 2010, debido a una fuga de la una bomba de agua, hasta octubre de 2012 ... El trabajo en diesel se limitan a actualizaciones del software, excepto por el ruido de la distribución y el encasquillamiento del FAP en el 2.0 HDi.

Calidad. 4 sobre 5

Dada la calidad percibida, el 5008 merece la máxima puntuación. Los materiales son gratificantes, los ensamblajes, de buena factura. Algunos detalles mejorables como el marco de las ventanas traseras, o el desgaste del revestimiento del volante de cuero hasta abril de 2013, o el crujir de la pantalla retráctil del GPS hasta finales de 2013.

Nuestra opinión

El monovolumen de Peugeot puede comprarse los ojos cerrados. En los modelos de segunda mano mencionados se deben vigilar, pero en las versiones Diesel Euro5 producidos desde 2010 generalmente se salvaron.

Ford C-Max. 16 sobre 20

En comparación con el primer C-Max, es el día y la noche. Esta segunda generación ha sido bien concebida, y los problemas detectados no son de carácter grave. A lo sumo la reprogramación electrónica del ordenador de a bordo y la centralita del motor de los Diesel. Si ellos no siempre han tenido fiabilidad irreprochable en el viejo motor 1.6TDCi han ganado en fiabilidad desde 2010.

Calidad. 3 sobre 5

La calidad percibida ha progresado de una generación a otra. Los propietarios se quejan solo de los ruidos al nivel de las puertas traseras correderas en el Grand C-Max.

Nuestra opinión

En sus más de tres años de comercialización, el C-Max apenas ha dado de qué hablar en cuanto a su fiabilidad. Sus nuevas motorizaciones gasolina son poco vendidas, mientras que los diesel son viejos conocidos.

Opel Zafira Tourer. 16 sobre 20

El Zafira Tourer ilustra los progresos de la marca. Los problemas recurrentes han dado paso a problemas específicos abordados por acciones correctivas en el taller o en la propia cadena. A señalar, la pérdida de líquido refrigerante en los Diesel (carcasa de la válvula EGR) y la pérdida de potencia (que se resuelve con la reprogramación o con la limpieza de la mariposa de la admisión). 

Calidad. 3 sobre 5

La excelente impresión exterior de la carrocería del Zafira Tourer se ve atenuada por un habitáculo interior en el que se aprecia el ahorro en lo que a los materiales se refiere.

Nuestra opinión

Lanzado dos años después del Astra, Zafira Tourer ignora los problemas técnicos de la plataforma que el Astra que comparte con él. Sin embargo, peca por un acabado mucho menos cuidado.

Skoda Roomster. 15,5 sobre 20

Skoda ha llegado a dominar el reciclaje de los elementos técnicos, mostrando una solidez que no se ve en otras marcas del grupo VW. Respecto a los puntos débiles, los caprichos de la transmisión en tercera y cuarta (sincros), el encendido del sensor de precalenamiento de los Diesel, en el 1.9 y mal funcionamiento 1.6TDi (válvula FAP, EGR, pérdida de potencia).

Calidad. 3 sobre 5

La excelente impresión exterior de la carrocería del Zafira Tourer se ve atenuada por un habitáculo interior en el que se aprecia el ahorro en lo que a los materiales se refiere.

Nuestra opinión

Pragmática, el Romster Skoda surge como alternativa a Renault Kangoo y Citroen Berlingo, una atractiva relación calidad-precio. Añade el checo un alto nivel en fiabilidad.

Citroën C3 Picasso. 15 sobre 20

Los problemas se refieren, sobre todo, a los modelos producidos hasta 2010. Incluyen, destrucción del tope del embrague, hasta enero de 2010, imposibilidad de bajar la marcha, hasta mayo de 2010 -fricción del embrague-, problemas de arranque en el 1.6 HDi hasta julio de 2010. También un olor a gas del escape en el habitáculo, degradación de la correa de distribución y un fallo en la válvula EGR. En las versiones de gasolina fugas tensor de la cadena, desde abril de 2010 a marzo de 2011, pérdida de potencia hasta octubre de 2010.

Calidad. 15 sobre 20

Atractivo por fuera, esconde ajustes aproximados tanto en la carrocería como en salpicadero y asientos, así, los crujidos están presentes en el interior. La delgada película de los plásticos, sensible a las rayaduras.

Nuestra opinión

Si valoramos este C3 Picasso por su primer año y medio, el balance no resulta muy positivo. Pero la marca francesa ha corregido rápidamente los problemas aparecidos, tras 2011, y de forma satisfactoria.

Mercedes Clase B. 14,5 sobre 20

Al igual que su predecesor, ha experimentado un inicio accidentado. Los trenes rodantes están en el punto de mira: vibraciones en el volante, crujido del eje delantero (rodamientos de las ruedas), vehículo que se desvía de la trayectoria, hasta mayo 2013, chirrido de la dirección (cambio de la columna)... En los Diesel, la caja de cambios de doble embrague 7G-DCT sigue dando fallos.

Calidad. 4 sobre 5

Nada que decir respecto a los materiales, si bien un menor rigor en la fabricación es una fuente de ruido en el habitáculo (guarnecido de las puertas, del pilar B y cinturones) y al nivel del portón trasero.

Nuestra opinión

Su fiabilidad no está a la altura de la reputación de Mercedes, si bien el fabricante se empeña en corregir, con intervenciones en el taller, los fallos de juventud ligados a la nueva plataforma.

Opel Meriva. 14,5 sobre 20

Una vez más, la dirección asistida en el ojo del huracán después de que en  modelos de 2010 y 2011, la bomba -que debe ser cambiada- perturbara la comunicación del multiplexado. En los Diesel, encasquillamiento de la válvula EGR, 1.3 CDTI, y colmatado del FAP 1.7 CDTI hasta 2011. Citamos también el encendido del testigo del ABS y el bloqueo del freno de estacionamiento eléctrico.

Calidad. 3 sobre 5

Más atractivo que en el pasado, la presentación del Meriva enmascara el ahorro. Los materiales son de factura correcta y los ensamblajes no tienen la minuciosidad habitual. 

Nuestra opinión

Las generaciones pasan, pero algunos problemas que enfrenta el Opel Meriva, especialmente durante los dos primeros años, se mantienen. Se agradecería progresos significativos en referencia a la fiabilidad.

Ford S-Max. 14 sobre 20

Resultados variados, al menos hasta 2010. Entre las fuentes de problemas, el alternador y la válvula EGR en el 1.8 TDCI. En el 2.0 TDCi, el embrague, las fugas de combustible y el volante motor. Las pérdidas de asistencia de la dirección asistida son habituales, al igual que fallos de funcionamiento diversos (climatización, dirección...) relacionada con mazo de cables del motor y de los GPS, hasta 2010.

Calidad. 4 sobre 5

Presentación deportiva del salpicadero, esculpido en un material blando que no merece críticas. Sin embargo, va acompañada de cierta falta de rigor en los ensamblajes.

Nuestra opinión

Dinámico y atractivo, el S-Max, que se renueva completamente en breve, posee sólidos atributos, si bien mostró en sus inicios, hasta 2010, ciertos problemas. Desde entonces en calma.

Ford S-Max. 14 sobre 20

Resultados variados, al menos hasta 2010. Entre las fuentes de problemas, el alternador y la válvula EGR en el 1.8 TDCI. En el 2.0 TDCi, el embrague, las fugas de combustible y el volante motor. Las pérdidas de asistencia de la dirección asistida son habituales, al igual que fallos de funcionamiento diversos (climatización, dirección...) relacionada con mazo de cables del motor y de los GPS, hasta 2010.

Calidad. 4 sobre 5

Presentación deportiva del salpicadero, esculpido en un material blando que no merece críticas. Sin embargo, va acompañada de cierta falta de rigor en los ensamblajes.

Nuestra opinión

Dinámico y atractivo, el S-Max, que se renueva completamente en breve, posee sólidos atributos, si bien mostró en sus inicios, hasta 2010, ciertos problemas. Desde entonces en calma.

Renault Espace. 13,5 sobre 20

Antes de 2006, el decano de los monovolúmenes ha presentado varios problemas, sobre todo en las versiones Diesel: turbo roto en el 1.9 dCi, desgaste bielas e inyectores, en el 2.2 dCi, encasquillamiento de la válvula EGR,  junta de culata en el dCi 3.0 dCi. Mencionar fallos electrónicos frecuentes. Aprovechando el restyling de abril de 2006, mejor disposición.

Calidad. 3 sobre 5

A pesar de una presentación todavía aceptable y de dos actualizaciones, el Espace envejece inevitablemente: crujidos de revestimientos, desgaste prematuro del cuero del volante, hasta  2012...

Nuestra opinión

Si buscas un Espace de la generación que se retira ahora, deberás escoger una versión adecuada. Para no llevarse sorpresas en el mercado de segunda mano, las de después de 2006.

VW Touran. 13 sobre 20

Ha experimentado averías que el fabricante ha resuelto con cierta lentitud. Así, los TDI con bomba de inyección muestran una debilidad recurrente del volante motor bimasa, embrague y turbo, hasta 2006. La obstrucción de la válvula EGR se ha convertido en un dolor de cabeza, lo mismo que el FAP, incluso en los modelos más nuevos. En el 2.0 TDI, algunas culatas porosas, hasta 2009, de forma que el radiador de aceite pierde estanqueidad, hasta marzo de 2009 El DSG6 caja y recientemente las disfunciones DSG7 acumulativos. El remedio es un simple reemplazo de reprogramación de dirección electro-hidráulica.

Calidad. 3 sobre 5

El diseño del salpicadero permanece casi sin cambios desde hace una década. Si el revestimiento blando y el cuidado aportado a los ajustes del interior son adecuados, la presentación ha perdido su brillo.

Nuestra opinión

Lanzado en 2003, y renovado en 2006 y 2010, conserva, gracias a su imagen robusta, gran popularidad. Para mayor tranquilidad evita si compras un usado, los modelos anteriores a 2006.

También te puede interesar

Las marcas de coches más fiables en Europa, según la OCU

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.