Publicidad

Los 10 mejores descapotables clásicos de la historia

Puro glamour, puro diseño sobre ruedas y, todo ello, con el cielo por montera. Son a nuestro juicio los 10 mejores descapotables de la historia.
Jorge Serrano.

Twitter: @JorgeMotor1 -

Los 10 mejores descapotables clásicos de la historia

Mercedes-Benz 190 SL / 300 SL Roadster

Empezamos nuestro recorrido por los mejores cabrios de la historia con el Mercedes-Benz 190 SL, que estuvo en producción desde 1955 hasta 1963 y del que se fabricaron algo más de 25.800 unidades. Se comercializó con dos tipos de techo: de lona con material textil y duro-retráctil. En la década de los 50 y primeros años de los 60, fue una alternativa más económica al más exclusivo 300 SL Roadster, cuya versión de origen fue el mítico 300 SL Gullwing (alas de gaviota).

AC Cobra

El AC Cobra es otro de los descapotables más venerados por los amantes de los coches clásicos. En producción por el fabricante británico AC Cars hasta finales de los 60, en Estados Unidos pronto empezó a hacerse muy popular, sobre todo, por la colaboración y la dedicación de Carroll Shelby en el desarrollo y potenciación de un mejor Cobra. Para ello, el motor original Bristol (británico) de seis cilindros en línea se reemplazó por varios motores V8 de origen Ford puestos a punto bajo la supervisión del mismísimo Shelby.

BMW Z1

El Z1 es una de las rarezas clásicas de la historia reciente de BMW. Sólo estuvo en producción desde 1989 hasta 1991. El Z1 no sólo fue un atractivo descapotable, sino que marcó el pistoletazo de salida en BMW para el posterior desarrollo de coches pequeños deportivos y muy divertidos de conducir, tales como el Z3 (éste, sólo en carrocería Coupé) y el más reciente Z4 (éste, se llegó a vender tanto en versión Coupé como Roadster o descapotable; en la actualidad, bajo la denominación simple de Z4).

Porsche 911 Targa

El actual Porsche 911 Targa es todo un guiño al original y clásico que estuvo en producción desde 1967 hasta 1973. Este 911 901 Targa presentaba como gran detalle diferenciador el arco antivuelco y la luneta trasera fija. La denominación Targa proviene de una carrera clásica, 'la Targa Florio', que se disputaba en la isla de Sicilia y en la que Porche dominó durante la década de los 60 (posteriormente, esta carrera pasó a denominarse Rallye Targa Florio).

Alfa Romeo Giulia Spider

El Alfa Romeo Spider estuvo en comercialización en cuatro series (generaciones) entre 1966 y 1993, pero nos detenemos en el Giulia Spider de la década de los 60 y primeros años de los 70 por ser el estandarte de la auténtica belleza italiana con el glamour y la exclusividad añadidos de un descapotable. No sólo fue uno de los cabrios más deseados en las carreteras europeas de la época, sino que también empezó a captar la atención de un buen puñado de conductores norteamericanos gracias a la aparición del Giulia Spider en la célebre película El Graduado de Dustin Hoffman.

Mercedes-Benz 190 SL / 300 SL Roadster

Empezamos nuestro recorrido por los mejores cabrios de la historia con el Mercedes-Benz 190 SL, que estuvo en producción desde 1955 hasta 1963 y del que se fabricaron algo más de 25.800 unidades. Se comercializó con dos tipos de techo: de lona con material textil y duro-retráctil. En la década de los 50 y primeros años de los 60, fue una alternativa más económica al más exclusivo 300 SL Roadster, cuya versión de origen fue el mítico 300 SL Gullwing (alas de gaviota).

Publicidad

AC Cobra

El AC Cobra es otro de los descapotables más venerados por los amantes de los coches clásicos. En producción por el fabricante británico AC Cars hasta finales de los 60, en Estados Unidos pronto empezó a hacerse muy popular, sobre todo, por la colaboración y la dedicación de Carroll Shelby en el desarrollo y potenciación de un mejor Cobra. Para ello, el motor original Bristol (británico) de seis cilindros en línea se reemplazó por varios motores V8 de origen Ford puestos a punto bajo la supervisión del mismísimo Shelby.

Publicidad

BMW Z1

El Z1 es una de las rarezas clásicas de la historia reciente de BMW. Sólo estuvo en producción desde 1989 hasta 1991. El Z1 no sólo fue un atractivo descapotable, sino que marcó el pistoletazo de salida en BMW para el posterior desarrollo de coches pequeños deportivos y muy divertidos de conducir, tales como el Z3 (éste, sólo en carrocería Coupé) y el más reciente Z4 (éste, se llegó a vender tanto en versión Coupé como Roadster o descapotable; en la actualidad, bajo la denominación simple de Z4).

Publicidad

Porsche 911 Targa

El actual Porsche 911 Targa es todo un guiño al original y clásico que estuvo en producción desde 1967 hasta 1973. Este 911 901 Targa presentaba como gran detalle diferenciador el arco antivuelco y la luneta trasera fija. La denominación Targa proviene de una carrera clásica, 'la Targa Florio', que se disputaba en la isla de Sicilia y en la que Porche dominó durante la década de los 60 (posteriormente, esta carrera pasó a denominarse Rallye Targa Florio).

Publicidad

Alfa Romeo Giulia Spider

El Alfa Romeo Spider estuvo en comercialización en cuatro series (generaciones) entre 1966 y 1993, pero nos detenemos en el Giulia Spider de la década de los 60 y primeros años de los 70 por ser el estandarte de la auténtica belleza italiana con el glamour y la exclusividad añadidos de un descapotable. No sólo fue uno de los cabrios más deseados en las carreteras europeas de la época, sino que también empezó a captar la atención de un buen puñado de conductores norteamericanos gracias a la aparición del Giulia Spider en la célebre película El Graduado de Dustin Hoffman.

Publicidad

Mazda MX-5 Miata 1989

A lo largo de sus tres generaciones, el Mazda MX-5 (conocido como Miata en su primera etapa por los más puristas) ha conseguido ser el descapotable biplaza más vendido de la historia. Agilidad y diversión en la conducción y un precio mucho más asequible que sus competidores han sido las claves de su éxito. La recién presentada cuarta generación pretende seguir los pasos de las sagas anteriores.

Publicidad

Chevrolet Corvette Convertible de los 50 y 60

Volvemos a recabar en la época dorada de los coches clásicos de finales de los 50 y de los 60 para toparnos con las versiones convertibles que se comercializaron de uno de los mitos americanos de la carretera, el Chevrolet Corvette. Líneas afiladas, grandes dimensiones, capó también muy largo, motores V8... el Corvette Convertible era todo un seductor.

Publicidad

Aston Martin DB6 Volante 1967

Tan sólo 140 unidades se fabricaron del Aston Martin DB6 Volante de 1967, uno de los últimos modelos de Aston Martin que se construyó bajo la patente del carrocero italiano Touring Superleggera.

Publicidad

Jaguar E-Type

En nuestro recorrido por las joyas clásicas británicas es inevitable no hablar del Jaguar E-Type, uno de los coches más admirados de las décadas de los 50 y de los 60 y que se vendió tanto con carrocería Coupé como convertible o Roadster. Las aerodinámicas formas del capó del actual F-Type son un claro guiño al modelo clásico.

Publicidad

Lotus Seven

Una auténtica rareza y uno de los coches que más simbolizan la conducción pura, el Lotus Seven, un descapotable biplaza que estuvo en producción desde 1957 hasta 1975. Al actual Lotus Caterham Super 7 lo podemos considerar su sucesor.

Publicidad

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.