Publicidad

Los Lamborghini Espada e Islero cumplen 50 años: fotos y curiosidades

Dos de los Lamborghini más icónicos de los años 60, con permiso del Miura, cumplen 50 años de su lanzamiento. Así eran los Lamborghini Espada e Islero.
Alberto de la Torre.

Twitter: @autopista_es -

Los Lamborghini Espada e Islero cumplen 50 años: fotos y curiosidades

La juventud se revolvía en Francia contra el sistema establecido en mayo. Los estadounidenses Tommie Smith y John Carlos realizaban el saludo “black power” en los juegos olímpicos de México. Y en España comenzaban a notarse los efectos del aperturismo de la última etapa del franquismo. Con este contexto social, en Italia se lanzaban dos de los Lamborghini 2+2 más famosos de la marca del toro. Era 1968 y aparecían el Espada y el Islero.

Antes de enfrascarnos con los dos modelos, como curiosidad diremos que en esos años la oferta de Lamborghini era todo un homenaje al famoso torero Manolete, pues Lamborghini contaba con una flota formada por el Miura, la ganadería del toro que hirió mortalmente al matador, Islero, el nombre del animal, y Espada, en referencia al momento en el que se produjo la famosa cogida.

Lamborghini Espada

Lamborghini Espada, comodidad a 250 km/h

En 1968 Lamborghini tenía como modelo bandera el Miura, quizás el deportivo más recordado e icónico de la marca. Sin embargo, a pesar de enamorar con su diseño y su potente motor V12, el Miura requería de manos para conducirlo y cualquiera no podía ponerse al volante de una auténtica bestia de la época. Por ello, a finales de la década se lanzó el Lamborghini Espada, un modelo más aburguesado.

Entiéndase el término aburguesado como cómodo, ya que el nuevo deportivo apostaba por una carrocería 2+2 que aumentaba su practicidad y, sobre todo, mejoraba la comodidad durante la marcha, con un modelo mucho más manejable. Tanto es así que en la publicidad de la época llegó a venderse como un coche de 4 plazas confortables a 250 km/h.

A pesar de todo, no hay que perder de vista la década en la que fue presentado el coche. Hasta su última generación no recibió la dirección asistida y de él se puede leer que era un coche con una suspensión muy dura de la que se llegó a plantear una renovación en forma de tecnología hidroneumática, que finalmente no vio la luz.

Tras 1.200 unidades vendidas a los afortunados que pudieron disfrutar de un coche que iba varios pasos por delante de su competencia, por estética, equipamiento y prestaciones como berlina 2+2 (gracias a un motor V12 de 3,9 litros que producía 321 CV), el Lamborghini Espada cesó su producción ya entrada la década de los 70.

Lamborghini Islero

Lamborghini Islero, menos recordado

De fama menor, el Lamborghini Islero también fue un gran coche para su época, aunque la estética no era tan rompedora como la del Espada y no enamoró a tantos compradores como éste. Tan sólo se llegaron a vender 225 unidades de un modelo que mantenía el mismo motor ya incluido en el Espada y que contaba con la misma distribución de berlina deportiva 2+2.

Vendido durante dos años, el Lamborghini Islero, de motor delantero, puede que fuera un poco incomprendido para su época y, a pesar de renovarse con una edición más deportiva en la que la potencia aumentaba hasta los 350 CV, esta berlina acabó debiendo parte de su fama por convertirse en el modelo base sobre el que luego nacería el Lamborghini Jarama, otro de los modelos míticos de la marca.

También te puede interesar:

Lamborghini tendrá un gran turismo de 4 puertas, ¡que tiemble el Panamera!

Lamborghini Centenario Roadster: ¡sólo para 20 afortunados!

Lamborghini Miura, 50 años de emoción deportiva

Antes de enfrascarnos con los dos modelos, como curiosidad diremos que en esos años la oferta de Lamborghini era todo un homenaje al famoso torero Manolete, pues Lamborghini contaba con una flota formada por el Miura, la ganadería del toro que hirió mortalmente al matador, Islero, el nombre del animal, y Espada, en referencia al momento en el que se produjo la famosa cogida.

Lamborghini Espada

Lamborghini Espada, comodidad a 250 km/h

En 1968 Lamborghini tenía como modelo bandera el Miura, quizás el deportivo más recordado e icónico de la marca. Sin embargo, a pesar de enamorar con su diseño y su potente motor V12, el Miura requería de manos para conducirlo y cualquiera no podía ponerse al volante de una auténtica bestia de la época. Por ello, a finales de la década se lanzó el Lamborghini Espada, un modelo más aburguesado.

Entiéndase el término aburguesado como cómodo, ya que el nuevo deportivo apostaba por una carrocería 2+2 que aumentaba su practicidad y, sobre todo, mejoraba la comodidad durante la marcha, con un modelo mucho más manejable. Tanto es así que en la publicidad de la época llegó a venderse como un coche de 4 plazas confortables a 250 km/h.

Publicidad

A pesar de todo, no hay que perder de vista la década en la que fue presentado el coche. Hasta su última generación no recibió la dirección asistida y de él se puede leer que era un coche con una suspensión muy dura de la que se llegó a plantear una renovación en forma de tecnología hidroneumática, que finalmente no vio la luz.

Tras 1.200 unidades vendidas a los afortunados que pudieron disfrutar de un coche que iba varios pasos por delante de su competencia, por estética, equipamiento y prestaciones como berlina 2+2 (gracias a un motor V12 de 3,9 litros que producía 321 CV), el Lamborghini Espada cesó su producción ya entrada la década de los 70.

Lamborghini Islero

Lamborghini Islero, menos recordado

De fama menor, el Lamborghini Islero también fue un gran coche para su época, aunque la estética no era tan rompedora como la del Espada y no enamoró a tantos compradores como éste. Tan sólo se llegaron a vender 225 unidades de un modelo que mantenía el mismo motor ya incluido en el Espada y que contaba con la misma distribución de berlina deportiva 2+2.

Publicidad

Vendido durante dos años, el Lamborghini Islero, de motor delantero, puede que fuera un poco incomprendido para su época y, a pesar de renovarse con una edición más deportiva en la que la potencia aumentaba hasta los 350 CV, esta berlina acabó debiendo parte de su fama por convertirse en el modelo base sobre el que luego nacería el Lamborghini Jarama, otro de los modelos míticos de la marca.

También te puede interesar:

Lamborghini tendrá un gran turismo de 4 puertas, ¡que tiemble el Panamera!

Lamborghini Centenario Roadster: ¡sólo para 20 afortunados!

Lamborghini Miura, 50 años de emoción deportiva

Publicidad

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.