Publicidad

Ford Escort RS Cosworth (1992-1996), guía de compra

Muy cotizada hoy su versión de calle, el Ford Escort RS Cosworth destacó en el mundial de rallyes en manos de campeones como Carlos Sainz.
Jesús Bonilla .

Twitter: @Revista Motor Clásico. -

Ford Escort RS Cosworth (1992-1996), guía de compra

El Ford Escort RS Cosworth comenzó siendo la versión de calle de un coche de carreras y acabó como una opción más en la gama Escort, con una producción tres veces superior a la prevista. Algo notable si tenemos en cuenta que, mecánicamente, no era un Escort sino un Sierra. El Ford Sierra Cosworth se dejaría de producir en 1992 y, para la temporada siguiente, Ford necesitaba un coche para seguir participando en el Campeonato del Mundo de Rallyes dentro del Grupo A. La decisión fue encajar la mecánica –motor y suspensiones- del Sierra Cosworth en la carrocería de un Escort.

El motor de la primera versión del Escort Cosworth era semejante al de la última del Sierra. Concebido para poder extraer de él una potencia muy alta (227 CV), tenía un turbocompresor grande tipo Garret T3/T04B. La segunda versión tenía hasta 20 modificaciones, las principales son un turbocompresor más pequeño (Garret T25), la inyección Ford y un colector de escape distinto. Con este motor, la potencia bajaba hasta 217 CV, pero ganaba empuje a bajo régimen  El alerón “cola de ballena” era opcional y, sin él, la velocidad punta era ligeramente más alta.

Ford Escort RS Cosworth: motor y transmisión

Al buscar un Ford Escort RS Cosworth, hay que tener en cuenta que algunos han corrido y que otros han llevado una mala vida. Además, el coche era a menudo objeto de modificaciones para aumentar la potencia. Lo más prudente es buscar uno original y, si está modificado, al menos que esté homologado. Un poco de ruido de los taqués del motor es normal, paro sólo un poco y sólo en frío.

Si al acelerar a fondo en una marcha larga sale humo azulado, además de un problema de estanqueidad (segmentos o guías de válvula) puede indicar pérdida de aceite en el turbo y eso es muy caro. La presión del turbo debe llegar a 0,8 bar y la presión de aceite ha de estar en 5 kg/cm2 en frío al ralentí y no bajar de 1,8 en caliente.

La caja de cambios es muy robusta, el embrague no tanto. Al probarlo, conviene acelerar y soltar para ver si hay holguras o ruidos en la transmisión; la goma de las juntas puede ser la causa.

Ford Escort RS Cosworth

Ford Escort RS Cosworth: bastidor

Teniendo en cuenta que el Escorth Cosworth puede haber participado en competición y que no es imposible encontrar ejemplares reconstruidos, una precaución elemental es verificar que coincide el número de bastidor en la placa del vano motor y bajo la tapa junto a la puerta del conductor.

La suspensión es robusta, pero el desgaste es normal en un coche como éste, especialmente en los amortiguadores. La única precaución especial en una suspensión de serie es buscar grietas u óxido en los apoyos de los amortiguadores. Siempre que sea posible, es mejor evitar coches que hayan sido rebajados de altura. En casos extremos, los semiejes sufren por trabajar en ángulos distintos a lo que estaba previsto.

En los frenos, hay que verificar el estado de los discos, no sólo el desgaste sino un posible alabeo que se nota como vibración al frenar. No es raro que las pinzas traseras se gripen. También hay que comprobar que el ABS funciona (cuando no venga ningún coche detrás).

Para repuestos de la suspensión y los frenos, como las pastillas, los casquillos o incluso los amortiguadores, es más fácil y a veces más barato recurrir a piezas de preparadores que buscar recambios originales.

Ford Escort RS Cosworth: carrocería

Los dos primeros sitios donde buscar óxido en un Escort RS Cosworth son el soporte de la batería y la parte baja del alerón. Ahí, aunque el óxido no esté a la vista, las burbujas indican que lo hay bajo la pintura.

Casi todos los RS Cosworth llevan los asientos Recaro y pocos tienen el cuero en buen estado. Encontrar unos originales es casi imposible, un tapicero que tiña o reemplace algún paño es la alternativa barata.

Encontrar un Escort RS Cosworth en un desguace es realmente raro. No obstante, algunas piezas de la carrocería, exteriores e interiores, se pueden aprovechar de un Escort normal.

Ford Escort RS Cosworth: interior y electricidad

La caja de fusibles es uno de los puntos más débiles porque estaba expuesta a suciedad e incluso humedad; si las conexiones o cables están dañados, hay que cambiarla. Tampoco el encendido es muy fiable a largo plazo, especialmente la bobina.

Los paneles interiores de la carrocería no suelen dar problemas, pero los elementos que son específicos del Escort RS Cosworth son difíciles de conseguir. El plástico de los instrumentos tiende a ponerse opaco.

También te puede interesar

- Ford Focus RS: la historia de sus tres generaciones

- Ford Mustang, la leyenda deportiva americana

Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.