Toyota Auris Hybrid, más capaz de lo que imaginaba

A veces todo sale como preparado, porque acabo de bajarme de un Toyota Yaris Hybrid, cuando me piden que dé mi opinión sobre el Toyota Auris Hybrid.
Sylvia Longás.

Twitter: @SylviaLongas -

Toyota Auris Hybrid, más capaz de lo que imaginaba
Toyota Auris Hybrid, más capaz de lo que imaginaba

No hay manera mejor de comparar las cosas que poniéndolas una al lado de la otra, de utilizarlas una a continuación de otra: eso es lo que me sucedido al recibir las llaves del Toyota Auris Hybrido que tenemos #EnRodaje. Hace nada que tuve la oportunidad de disfrutar de un Toyota Yaris Hybrid para analizarlo en la la sección Mujeres Conductoras de autopista.es (). Así que, con cierto prejuicio, al ponerme a los mandos del Toyota Auris Híbrido lo primero que pensé es que iba a perder agilidad en mis desplazamientos por la ciudad, porque al final el tamaño sí importa. Pero nada más lejos de la realidad. Los chicos del departamento de pruebas en seguida me hicieron caer en la cuenta que sí, que el sistema híbrido de Auris Hybrido era conceptualmente similar al del Yaris Híbrido... pero más potente. Que compartir, compartir, eso solo sucede en el Auris Híbrido y el Toyota Prius. Adiós prejuicios. Te subes y te sientes como en el Yaris pero con más capacidad en todos los sentidos.

El ambiente interior es súper acogedor. Su sistema híbrido, al que ya estaba totalmente adaptada, en el que arrancas el coche y no suena nada, más la tonalidad azul que inunda el habitáculo ya te hacen sentir bien. Solo falta que le pongas la música que más te gusta para disfrutar de la conducción a la manera híbrida y “desestresarte”. Y es que circular en ciudad sin prisas en el Auris Hybrid es una auténtica gozada.

Consola central táctil. Echo de menos el uso de pulsadores, porque me resulta más fácil el manejo, aunque he de decir que el diseño ha ganado en limpieza. Muchos huecos para dejar mis cosas y su pequeña palanca de cambios se maneja con mucha facilidad.

Cómoda palanca del Toyota Auris Hybrid

Toyota Auris Hybrid: buenas plazas traseras

Mis hijos se sentaron en los cojines elevadores a ambos lados de las plazas traseras. No pude resistir la tentación de sentarme en medio para ver cómo se iba. No, un adulto no cabe, pero al quitar al final del recorrido los cojines infantiles pude comprobar que la plaza central, aunque algo estrecha también si los otros ocupantes son adultos, es cómoda porque no es elevada y el piso es plano, perfecto para encajar fácilmente los pies. Además he notado que ya no existe una rejilla que llevaban en los antiguos Prius, en el lado derecho del asiento trasero, y que en verano escuchabas a veces cómo salía el aire, porque era por donde la batería evacuaba el calor que desprendía. Así que, muy bien, una ausencia que agradeces.

El maletero tiene una forma irregular, por lo que parece que el espacio es pequeño. Dispone de una bandeja con la que puedes crear dos alturas. Hoy he llevado dos maletas trolley y una bolsa grande y todo iba encajado perfectamente, incluso en el hueco inferior he guardado mi bolso y mi abrigo, así que cabe más de lo que parece. Lleva dos ganchos a los lados, muy útiles para colgar bolsas de la compra y que no se desparrame todo lo que llevan dentro (como siempre pasa). La verdad es que si no te lo dicen, no sabes donde van las baterías.

Esta mañana viniendo a la redacción he jugado con los mandos EV y Eco Mode y, es lo que tiene este coche, que no sólo disfrutas de la conducción, también juegas a ser “ecológico”, con su permanente invitación a mejorar tus consumos y a ver cuánto aguantas en modo eléctrico. Muy entretenido.

Quiero uno.

PD. No sé si la luz azul de la consola central se puede regular. A lo mejor hay gente que por la noche no le gusta que vaya tan iluminada. Yo no encontré el mando. Me lo tendré que llevar otro día (es buena excusa, ¿no?).