Radares de tramo de la DGT: así funcionan y cómo multan en carretera

Los radares de tramo de la DGT son aquellos que controlan la velocidad a la que se circula durante varios kilómetros. Te contamos cómo funcionan y cómo multan para que no seas el próximo en caer.
Radares de tramo de la DGT: así funcionan y cómo multan en carretera
Radares de tramo de la DGT: así funcionan y cómo multan en carretera

“Lo importante es la forma de conducir, mantener una velocidad continuada a lo largo de todo el tramo”, así explicaba Federico Fernández, subdirector de Gestión de Tráfico y Movilidad de la DGT en 2010, el funcionamiento del primer radar de tramo que se instaló en nuestro país, el del túnel de Guadarrama entre Madrid y Segovia, sin duda uno de los más rentables desde su instalación.

Publicidad

Tal y como señalaba Fernández, los radares de tramo son aquellos en los que no se controla la velocidad de paso en un sitio puntual. Por el contrario, este tipo de sistemas utiliza su tecnología para evaluar a qué velocidad hemos recorrido la entrada y salida del control (que puede distanciarse varios kilómetros) y así multar los que hayan sobrepasado la velocidad media.

En esta imagen de la DGT, que la organización ha rescatado del reportaje publicado con motivo de la inauguración de dicho sistema hace casi una década, puedes ver cómo el radar de tramo implementa un buen número de tecnologías para conocer la velocidad a la que circulan los vehículos por la vía.

Radares de tramo de la DGT: así funcionan y cómo multan en carretera

Fuente: Revista DGT

Así funciona y multa un radar de tramo

Lo primero que tenemos que saber de un radar de tramo es que cuentan con dos arcos, uno de entrada y otro de salida, tomados como punto de referencia para poder conocer a qué velocidad circulan los automóviles en ese punto.

Así, en ambos casos se cuentan con cámaras que vigilan todos los carriles y que funcionan de manera continua, para poder registrar las matrículas de los automóviles que pasan por allí. Además, los sistemas están unidos por fibra óptica y vía satélite para que ambos controles cuenten siempre con la misma hora.

Publicidad

Al mismo tiempo, un ordenador trabaja de manera constante para casar las matrículas y, conocida su hora de entrada y salida en el tramo, calcular la velocidad media a la que circula. En el caso de que esta velocidad media sea superior a la permitida, se envían los datos al centro de gestión correspondiente, tal y como sucede con cualquier otra multa de tráfico, para que sea tramitada.

Publicidad
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Más de 100 ejercicios para entrenar en casa, la biografía de Contador, el número 1 de...

Huye de las preocupaciones secundarias y céntrate en lo más importante en cada instan...

El mercado de vehículos de ocasión y de segunda mano no deja de crecer. En un context...

Las últimas pruebas de seguridad Euro NCAP demuestran que los coches híbridos eléctri...

Inspirado en la ciudad, con un enfoque distintivo y gran atención por los detalles, e...