Qué son los alimentos transgénicos

Los alimentos transgénicos o genéticamente modificados (GM) son derivados de organismos cuyo material genético ha sido modificado de una manera que no ocurre naturalmente, por ejemplo, mediante la introducción de un gen de un organismo diferente. Explicamos sus conceptos básicos.

Francisco Moral

Los alimentos transgénicos podrían contribuir  a aliviar la hambruna y el hambre en todo el mundo.
Los alimentos transgénicos podrían contribuir a aliviar la hambruna y el hambre en todo el mundo.

Desde que los humanos han cultivado plantas y criado animales para alimentarse, han seleccionado los que poseían características beneficiosas para su reproducción. Dichos rasgos reflejaban variaciones genéticas naturales y dieron como resultado, por ejemplo, un mayor rendimiento o resistencia a enfermedades o presiones ambientales.

La tecnología moderna hace posible alterar el material genético para crear rasgos novedosos en plantas, animales, bacterias y hongos. Esta tecnología se ha utilizado principalmente en cultivos para aumentar la resistencia a insectos y la tolerancia a herbicidas, y en microorganismos para producir enzimas.

OMG se refiere a cualquier ser vivo al que se le haya alterado el ADN mediante ingeniería genética

Los organismos a los que se les ha alterado su material genético de esta manera se denominan organismos genéticamente modificados (OGM). Los alimentos y piensos que contienen o consisten en OMG o producidos a partir de OMG se conocen como alimentos y piensos modificados genéticamente (MG) o alimentos transgénicos.

De esta forma, OMG se refiere a cualquier ser vivo al que se le haya alterado el ADN mediante ingeniería genética. Esto podría ser una planta, un animal (incluidos los humanos) o una bacteria y, generalmente, se hace para introducir un rasgo deseable en el organismo, como una fruta más grande o resistencia a la sequía.

Los organismos a los que se les altera su material genético se denominan organismos genéticamente modificados (OGM).
Los organismos a los que se les altera su material genético se denominan organismos genéticamente modificados (OGM). Foto: IStock.

La ingeniería genética nos permite alterar directamente el ADN de los organismos sin tener que pasar por el proceso de reproducirlos durante muchas generaciones, como ocurría en el pasado. El gen para un rasgo deseable se aísla de un organismo separado y se inserta en el objetivo, ya sea manualmente o uniéndolo a un virus (inofensivo). Los OMG se pueden utilizar para tratar enfermedades, proteger el medio ambiente y, por supuesto, producir alimentos.

¿Son malos los alimentos transgénicos?

A pesar de lo que muchas personas puedan afirmar, no hay evidencia de que los transgénicos sean malos para comer, usar, tocar, frotar en la piel o alimentar a sus hijos.

Los expertos creen que hay poca diferencia entre alterar el ADN a través de la crianza selectiva y alterarlo a través de la ingeniería genética

En resumen, los expertos creen que hay poca diferencia entre alterar el ADN a través de la crianza selectiva y alterarlo a través de la ingeniería genética, y el ser humano no puede notar la diferencia entre los alimentos transgénicos y los no transgénicos.

Diferentes usos de la ingeniería genética

La ingeniería genética en realidad se puede utilizar para aumentar la densidad de nutrientes en los alimentos. El ahora famoso “Proyecto Arroz Dorado” es un buen ejemplo. Los científicos alimentarios modificaron el arroz común para que sea rico en vitamina A y ahora se cultiva en áreas donde la deficiencia de ésta es una de las principales causas de mortalidad infantil y ceguera.

Los científicos modificaron el arroz común para que sea rico en vitamina A y ahora se cultiva en áreas donde existe deficiencia de ésta.
Los científicos modificaron el arroz común para que sea rico en vitamina A y ahora se cultiva en áreas donde existe deficiencia de ésta. Foto: Wikipedia.

También se puede obtener alimentos transgénicos para producir mayores rendimientos y crecer en áreas afectadas por la sequía. Además de ser bueno para los negocios en general, estas modificaciones también podrían contribuir en gran medida a aliviar la hambruna y el hambre en todo el mundo.

Algunos cultivos transgénicos se modifican para que sean resistentes a ciertos pesticidas

Pero esa no es toda la historia, y una de las razones son los pesticidas. Algunos cultivos transgénicos se modifican para que sean resistentes a ciertos pesticidas.

Por último, es necesario apuntar que un análisis revisado por pares de 2014 sobre el impacto de los alimentos transgénicos, publicado en la revista científica PLOS One, asegura que los beneficios globales de éstos, actualmente, superan los riesgos.

El tomate que reduce la presión arterial ha sido editado genéticamente.

Relacionado

Crean un tomate que reduce la presión arterial