Nueve curiosidades sobre los invertebrados

Los animales vertebrados son los más conocidos, a pesar de que solo representan el 4% del total de especies. Los más numerosos y variados de la Tierra, un 96%, carecen de columna vertebral. Hoy, desvelamos nueve curiosidades sobre los invertebrados.

Francisco Mora

Entre las curiosidades de los invertebrados, figura la formación de colonias, como hacen las hormigas.
Entre las curiosidades de los invertebrados, figura la formación de colonias, como hacen las hormigas.

Los millones de animales invertebrados de nuestro planeta se asignan a seis grupos principales: artrópodos (insectos, arañas y crustáceos); cnidarios (medusas, corales y anémonas de mar); equinodermos (estrellas de mar, pepinos de mar y erizos de mar); moluscos (caracoles, babosas, calamares y pulpos); gusanos segmentados (lombrices de tierra y sanguijuelas); y esponjas.

La variación dentro de cada uno de estos grupos es tan amplia que los profesionales tienden a centrarse en familias o especies específicas de éstos

Por supuesto, la variación dentro de cada uno de estos grupos es tan amplia (los científicos que estudian insectos no están muy interesados ​​en los cangrejos herradura) que los profesionales tienden a centrarse en familias o especies específicas de éstos.

Eepasamos nueve curiosidades de los invertebrados.

1. Algunos invertebrados tienen esqueletos diferentes

Ya se sabe que, mientras que los vertebrados se caracterizan por las vértebras, o espinas dorsales, que recorren sus espaldas, los invertebrados carecen por completo de esta característica. Pero esto no quiere decir que todos los vertebrados sean blandos, como los gusanos y las esponjas.

Las anémonas de mar poseen esqueletos hidrostáticos.
Las anémonas de mar poseen esqueletos hidrostáticos. Foto: IStock.

 Los insectos y los crustáceos sostienen sus cuerpos con estructuras externas duras, llamadas exoesqueletos, mientras que las anémonas de mar poseen esqueletos hidrostáticos, láminas de músculos sostenidas por una cavidad interna llena de líquido.

Asimismo, hay que tener en cuenta que no tener una columna vertebral no significa necesariamente no disponer de sistema nervioso; los moluscos y los artrópodos, por ejemplo, están equipados con neuronas.

2. Los primeros invertebrados evolucionaron hace mil millones de años

Los primeros invertebrados estaban compuestos en su totalidad por tejidos blandos.

Los paleontólogos saben que los primeros invertebrados conservados, los ediacaranos, deben haber tenido ancestros que se remontan a cientos de millones de años atrás, pero no hay manera de aducir ninguna evidencia sólida

La edad extrema de estos organismos, combinada con el hecho de que los tejidos blandos casi nunca se preservaron en el registro fósil, conduce a un enigma frustrante: los paleontólogos saben que los primeros invertebrados conservados, los ediacaranos, deben haber tenido ancestros que se remontan a cientos de millones de años atrás, pero no hay manera de aducir ninguna evidencia sólida.

Fósil de edicarano
Fósil de edicarano, el primer invertebrado conservado. Foto: IStock.

 Aún así, muchos científicos creen que los primeros invertebrados multicelulares aparecieron en la Tierra hace mil millones de años.

3. Los invertebrados representan el 96 por ciento de todas las especies animales

Especies por especies, los invertebrados son los animales más numerosos y variados de la Tierra. Solo para poner las cosas en perspectiva, hay alrededor de 5.000 especies de mamíferos y 10.000 especies de aves; entre los invertebrados, los insectos por sí solos representan al menos un millón de especies.

Los invertebrados son los animales más numerosos y variados de la Tierra.
Los invertebrados son los animales más numerosos y variados de la Tierra. Foto: IStock.

Estos son algunos números más, en caso de no estar convencido: hay alrededor de 100.000 especies de moluscos, 75.000 de arácnidos y 10.000 de esponjas y cnidarios.

4. La mayoría de los invertebrados sufre metamorfosis

Una vez que salen de sus huevos, las crías de la mayoría de los animales vertebrados se parecen a los adultos: todo lo que sigue es un período de crecimiento más o menos constante. Ese no es el caso de la mayoría de los invertebrados, cuyos ciclos de vida están interrumpidos por períodos de metamorfosis, en la que el organismo adulto termina luciendo muy diferente del juvenil.

El ejemplo clásico de este fenómeno es la transformación de las orugas en mariposas, a través del estadio intermedio de la crisálida

El ejemplo clásico de este fenómeno es la transformación de las orugas en mariposas, a través del estadio intermedio de la crisálida.

5. Algunas especies de invertebrados forman grandes colonias

Las colonias son grupos de animales de la misma especie que permanecen juntos durante la mayor parte de su ciclo de vida; los miembros se dividen el trabajo de alimentarse, reproducirse y protegerse de los depredadores.

Un ejemplo de colonia marina de invertebrados.
Un ejemplo de colonia marina de invertebrados. Foto: IStock.

Las de los invertebrados son más comunes en los hábitats marinos, y los individuos están tan unidos que toda la agregación puede parecer un organismo gigante.

En tierra, los miembros de las colonias de invertebrados son autónomos, pero aun así están unidos en sistemas sociales complejos; los insectos formadores de colonias más conocidos son las abejas, las hormigas, las termitas y las avispas.

6. Las esponjas son los invertebrados más simples

Entre los invertebrados menos evolucionados del planeta, están las esponjas. Éstas carecen de tejidos y órganos diferenciados, tienen cuerpos asimétricos y también son sésiles (firmemente enraizadas en rocas o en el fondo marino) en lugar de móvil.

Las esponjas carecen de tejidos y órganos diferenciados.
Las esponjas carecen de tejidos y órganos diferenciados. Foto: IStock.

En cuanto a los invertebrados más avanzados del planeta, están los pulpos y calamares, que poseen ojos grandes y complejos, talento para el camuflaje y sistemas nerviosos ampliamente difundidos.

7. Prácticamente todos los parásitos son invertebrados

Para ser un parásito eficaz, es decir, un organismo que explota los procesos vitales de otro, ya sea debilitándolo o matándolo en el proceso, debe ser lo suficientemente pequeño como para trepar al cuerpo de ese otro animal.

Los piojos y los nematodos son lo suficientemente pequeños como para infestar órganos específicos en sus desafortunados huéspedes

Eso, en pocas palabras, explica por qué la gran mayoría de los parásitos son invertebrados: los piojos y los nematodos son lo suficientemente pequeños como para infestar órganos específicos en sus desafortunados huéspedes.

8. Los invertebrados tienen dietas muy variadas

Las arañas comen otros insectos.
Las arañas comen otros insectos. Foto: IStock.

Así como hay animales vertebrados herbívoros, carnívoros y omnívoros, los invertebrados disfrutan de la misma variedad de dietas: las arañas comen otros insectos, las esponjas filtran pequeños microorganismos del agua y las hormigas cortadoras de hojas importan tipos específicos de vegetación en sus nidos para que pueden cultivar su hongo favorito.

Los invertebrados también son cruciales para descomponer los cadáveres de animales vertebrados más grandes

De manera menos apetecible, los invertebrados también son cruciales para descomponer los cadáveres de animales vertebrados más grandes, razón por la cual a menudo se ven los de pequeños pájaros o ardillas cubiertos por miles de hormigas y otros insectos repugnantes.

9. Los invertebrados son extremadamente útiles para la ciencia

Se sabría mucho menos sobre genética de lo que se sabe hoy si no fuera por dos invertebrados ampliamente estudiados: la mosca común de la fruta (Drosophila melanogaster) y el pequeño nematodo Caenorhabditis elegans.

Mosca de la fruta, Drosophila Melanogaster, en la superficie de una manzana roja.
Mosca de la fruta, Drosophila Melanogaster, en la superficie de una manzana roja. Foto: IStock.

Con sus órganos bien diferenciados, la mosca de la fruta ayuda a los investigadores a decodificar los genes que producen (o inhiben) rasgos anatómicos específicos, mientras que Caenorhabditis elegans está compuesto por tan pocas células (poco más de 1.000) que el desarrollo de este organismo puede ser fácilmente seguido en detalle.

Una especie de anémona de mar ha ayudado a identificar 1.500 genes esenciales compartidos por todos los animales, vertebrados e invertebrados por igual

Además, una especie de anémona de mar ha ayudado a identificar 1.500 genes esenciales compartidos por todos los animales, vertebrados e invertebrados por igual.

Fuente: Livescience.

El cangrejo ermitaño ocupa las conchas vacías de los moluscos, transportando éstas como casas móviles.

Relacionado

El cangrejo ermitaño y su estrecha relación con una anémona

Curiosidades sobre los cnidarios. Los hidrozoos, medusas, anémonas y corales son cnidarios. Foto: IStock.

Relacionado

Seis curiosidades sobre los cnidarios

Las bases moleculares de las capacidades cognitivas del pulpo siguen siendo objeto de estudio.

Relacionado

El origen de la gran inteligencia del pulpo y su parecido molecular con el cerebro humano