Mutis y su exquisita colección de dibujos

José Celestino Mutis, un médico gaditano, fue el director de Real Expedición a Nueva Granada, donde un equipo de artistas produjo la colección de dibujos botánicos más importante, exquisita, lujosa y rica que se conoce en toda la historia.

Rocío Snyder

Mutis produjo una de las colecciones de dibujo botánico más importantes, exquisitas, lujosas y ricas que se conocen.
Mutis produjo una de las colecciones de dibujo botánico más importantes, exquisitas, lujosas y ricas que se conocen.

José Celestino Mutis nació en 1732 en Cádiz, en una época en la que ya reinaban los Borbones en España y donde se vivía un clima de evolución científica en España. Decidió estudiar medicina y cirugía en el Colegio de Cirugía de Cádiz y trabajó en el hospital de esta misma ciudad, bajo la tutoría de grandes científicos de la época.

Esto hizo que aprendiera cada vez más, trasladándose al Hospital General de Madrid. Celestino Mutis adquirió numerosos conocimientos prácticos y recibió una oferta que marcaría su destino: en 1760, viajaría a Nueva Granada para ser el médico del virrey Pedro Messía de la Cerda.

En Santafé de Bogotá realizó un herbario de especies y disecó algunas de ellas, para continuar con sus estudios botánicos. Más tarde, Mutis se trasladó a Mariquita, cuando Calos III le dio luz verde a la Real Expedición a Nueva Granada

Allí comenzó a estudiar con más detenimiento la botánica y la minería, además de dedicarse al sacerdocio. En Santafé de Bogotá realizó un herbario de especies y disecó algunas de ellas, para continuar con sus estudios botánicos. Más tarde, Mutis se trasladó a Mariquita, cuando Calos III le dio luz verde a la Real Expedición a Nueva Granada.

Vista aérea del río Magdalena.
Vista aérea del río Magdalena. La expeidción abarcó unos 8.000 km2 de territorio colombiano en torno a este río. Foto: IStock.

La expedición se inició oficialmente en 1783 y se prolongó durante treinta y cuatro años, en los que abarcó unos 8.000 km2 de territorio colombiano en torno al río Magdalena. Fue la más dilatada en el tiempo de entre las que organizó la Corona española durante los siglos XVIII y XIX, y formó a toda una generación de naturalistas y botánicos criollos, entre los que destacaron Eloy Valenzuela, Sinforoso Mutis, Francisco Antonio Zea, Juan Bautista Aguilar, Jorge Tadeo Lozano y, principalmente, Francisco José de Caldas.

Con dos sedes, entre 1783 y 1791, la base se localizó en Mariquita, cerca del Real de Minas de Santa Ana, hasta que en 1792 se trasladó a Santa Fe, donde a la muerte de su director en 1808, contaba con una nómina de treinta y cinco personas. Sus discípulos continuaron con la expedición hasta 1816. Un año más tarde, los materiales se trasladaron a la Península.

La influencia de Mutis en la historia de España y de América no solo pasa por los avances científicos, sino por los políticos a la hora de divulgar unas ideas que evolucionaron hacia la Ilustración y el entendimiento de la autodeterminación para la independencia

La propagación de las ideas ilustradas entre los discípulos de Mutis hizo que se sostuviera la idea de una independencia de la Corona Hispánica. Precisamente, los colombianos que iniciaron el proceso de independencia señalaron la Expedición de Mutis como el génesis de la futura Colombia independiente. Por tanto, la influencia de Mutis en la historia de España y de América no solo pasa por los avances científicos, sino por los políticos a la hora de divulgar unas ideas que evolucionaron hacia la Ilustración y el entendimiento de la autodeterminación para la independencia.

La colección de dibujos de Mutis

La colección de dibujos fue famosa por la calidad artística de las ilustraciones.
La colección de dibujos fue famosa por la calidad artística de las ilustraciones.

Uno de los objetivos de la expedición fue dibujar el mayor número de plantas posibles de la zona, para plasmar así la variada y abundante flora de este virreinato. Desde la hierba más simple hasta el árbol más majestuoso, ´todo ello se hizo con el propósito de enviar estos nuevos especímenes a España para describirlos, publicarlos y darlos a conocer entre los botánicos europeos.

La colección de dibujos sobrepasó los círculos científicos convirtiendo a la colección en un referente de excelencia en la ilustración botánica

Esta colección de dibujos la gran obra de Mutis, ya que, si bien la publicación no llegó a materializarse, la fama de la calidad artística de las ilustraciones, sobrepasó los círculos científicos convirtiendo a la colección en un referente de excelencia en la ilustración botánica.

Para este trabajo, Mutis contrató a numerosos dibujantes que formaron una escuela taller bajo la dirección de Salvador Rizo, mayordomo de la Expedición y jefe del taller de pintura. "Se admira usted de que en América haya podido conseguir pintores notabilísimos, pues ha de saber que mis láminas van saliendo cada día más bellas, si no me engaña mi propio parecer. Amaestré en estos trabajos a varios jóvenes que ya conocían por los menos los rudimentos del dibujo", escribió Mutis a Pedro Jonás Bergius, famoso botánico sueco.

La colección Mutis se convirtió en un referente de excelencia en la ilustración botánica.
La colección Mutis se convirtió en un referente de excelencia en la ilustración botánica.
La escuela de dibujantes, bajo la supervisión de Mutis, llegó a tener casi medio centenar de personas en nómina y cada una especializada en un área como los despieces florales, el hábito de la planta, la iluminación o la caligrafía. Se realizaba el dibujo a color y una copia en blanco y negro o sepia, ésta última para que sirviera de base en el grabado de la plancha de cobre.

El estilo Mutis

Todos los dibujos se caracterizaban por un estilo, denominado “estilo Mutis”, debido al director de la expedición, que controló y supervisó todos los detalles del proceso artístico, incluida la formación de los pintores.

Este estilo se distingue por una cuidada composición artística, en la que se fusionan la búsqueda de la belleza y la fidelidad a las características del objeto. Otras características del “estilo Mutis” son la composición de la imagen distribuida en torno a un eje central de simetría, y una técnica refinada en el uso cromático de rojos y verdes.

Se utilizó una técnica refinada en el uso cromático de rojos y verdes.
Se utilizó una técnica refinada en el uso cromático de rojos y verdes.

El dibujo tipo representa el hábito de la planta en posición central y el despiece de la flor y detalles del fruto en la parte inferior. Se trata de una representación ideal, donde conviven hojas adultas y jóvenes, su verso y reverso, las flores maduras y los capullos, los frutos y las semillas, etcétera.

La mayor parte se realizaron en gran folio, con objeto de ilustrar la flora concebida como una publicación de prestigio, más propia para regalo de monarcas y príncipes, que para el uso científico

También es inconfundible, explica el Real Jardín Botánico de Madrid, la cuidada composición artística de los dibujos. La mayor parte se realizaron en gran folio, con objeto de ilustrar la flora concebida como una publicación de prestigio, más propia para regalo de monarcas y príncipes, que para el uso científico.

La denominadas “anatomías” estaban destinadas a ilustrar el Pródomo que tampoco llegó a materializarse. En algunos casos los dibujos se presentan en una imagen plana, al modo de ejemplares de herbario prensados, y con una simetría en la composición muy acentuada. También se caracterizan por cierta tendencia al barroquismo.

Se trata de una colección única y singular que nos acerca la diversidad vegetal colombiana
se trata de una colección única y singular que nos acerca la diversidad vegetal colombiana.

En definitiva, se trata de una colección única y singular que nos acerca la diversidad vegetal colombiana, tal y como la percibieron los artistas y naturalistas que colaboraron en este proyecto expedicionario, que ya en su época obtuvo el reconocimiento y la admiración de la Europa Ilustrada.

Con motivo de su 265 aniversario, el Real Jardín Botánico ha publicado este año un calendario que rinde homenaje a la colección Mutis, que custodia su Archivo Histórico desde 1817, con una selección de esos dibujos en el almanaque.