Los coyotes se mudan a la ciudad

En los últimos años, se ha multiplicado la presencia de coyotes en muchas ciudades de Estados Unidos y Canadá, donde los avistamientos son comunes. Los expertos señalan que es algo anómalo entre los depredadores y consecuencia de diversos factores ecológicos.

Juan Domínguez

El coyote ha aumentado su presencia en las ciudades como consecuencia de diversos fctores ecológicos.
El coyote ha aumentado su presencia en las ciudades como consecuencia de diversos fctores ecológicos.

En ciudades de Estados Unidos y Canadá, los avistamientos de coyotes son cada vez más comunes. La mayor parte del tiempo, la interacción es pacífica, aunque se han dado casos de ataques a animales domésticos.

Algunos expertos apuntan a que este hecho es consecuencia de los confinamientos relacionados con la pandemia de la Covid-19. Sin embargo, los ecologistas apuntan a otras razones. Para ellos, la presencia de coyotes en las ciudades es una historia más amplia, que se ha desarrollado durante varias décadas.

"Ha sido un fenómeno a más largo plazo, pero diría que se ha agravado más en los últimos 20 años"

"Se han generalizado mucho", declara Dennis Murray, profesor asociado de biología en la Universidad de Trent. "Ha sido un fenómeno a más largo plazo, pero diría que se ha agravado más en los últimos 20 años".

Y esa expansión del hábitat por sí sola los convierte en una anomalía entre los depredadores.

"Éste es el único animal que ha podido expandir su área de distribución y aumentar su número frente a la gran persecución por parte de las personas", indica Stan Gehrt, director del Proyecto de Investigación Urban Coyote en la Universidad Estatal de Ohio.

El avistamiento de  coyotes es muy común en algunas ciudades de EEUU y Canadá.
El avistamiento de coyotes es muy común en algunas ciudades de EEUU y Canadá.

"Así que han tenido éxito sin nuestra ayuda. Y son prácticamente las únicas especies de vida silvestre de las que realmente puedes hacer esa afirmación", agrega.

Menos lobos, menos nieve y más espacios verdes

Según Murray, el rápido aumento en el área de distribución y la población urbana del coyote se debe a la intersección de muchos problemas ecológicos diferentes.

El cambio climático juega un papel. A esta especie le va mejor cuando hay menos nieve, por lo que han podido expandir su área de distribución hacia el norte.

Por otro lado, la ausencia de depredadores más grandes, como los lobos, ha significado menos competencia por los animales de presa. Y, agrega Murray, “la forma en que hemos construido ciudades ha cambiado para incorporar más parques y espacios verdes, que es el hábitat ideal para los coyotes”.

“Son una especie extremadamente plástica que está bien adaptada para colonizar estos nuevos entornos que hemos creado, como los espacios verdes urbanos y suburbanos"

Para añadir que éstos “son una especie extremadamente plástica que está bien adaptada para colonizar estos nuevos entornos que hemos creado, como los espacios verdes urbanos y suburbanos", explica. "Pueden adaptarse a diferentes hábitats, diferentes especies, y eso les permite colonizar estas nuevas áreas", añade.

Murray sugiere que los coyotes en el este también podrían beneficiarse del cruce con los lobos de la zona, lo que hace que los que se encuentran alrededor de Ontario y Quebec, en Canadá, sean mucho más grandes que en las provincias occidentales del país.

"Entonces, los animales del este son considerablemente más grandes que sus antepasados ​​del oeste, y eso también les permitió colonizar nuevas áreas y ser un poco más competitivos en el ecosistema", afirma.

Pero en otros lugares, siguen prosperando, incluso sin la influencia de la genética del lobo.

El éxito de los coyotes en las ciudades

En Edmonton, Canadá, Colleen Cassady St. Clair dirige el Proyecto Edmonton Urban Coyote con la Universidad de Alberta, donde ha recibido un número cada vez mayor de informes de coyotes desde que comenzó el proyecto hace 10 años.

Un cartel en una ciudad de Canadá avisa de la presencia de coyotes.
Un cartel en una ciudad de Canadá avisa de la presencia de coyotes.

"Los coyotes tienen más éxito en las áreas urbanas que en las áreas rurales circundantes. A veces se reproducen a edades más tempranas, tienen camadas más grandes y existe mayor supervivencia de esos jóvenes", comenta.

Ella aclara que las ciudades les dan a los animales una mejor oportunidad general de supervivencia.

"Tienen más éxito a la hora de encontrar recursos, tanto comida como refugio, en comparación con las zonas rurales de los alrededores, donde también son bastante perseguidos".

Jugando un papel importante en el ecosistema

Muchos ecologistas ven la adición de éstos al ecosistema urbano como algo ecológicamente positivo. Los ecosistemas que funcionan necesitan una dinámica equilibrada de depredadores y presas, incluso si está urbanizado.

"Están realizando un servicio, que sería la depredación, que realmente estuvo ausente del sistema urbano durante bastante tiempo"

"Es ecológicamente positivo, porque están realizando un servicio, que sería la depredación, que realmente estuvo ausente del sistema urbano durante bastante tiempo", declara Gehrt.

Al mantener bajo control especies, como el venado de cola blanca, los roedores y los gansos de Canadá, ayudan a prevenir una sobreabundancia de esas especies y, a su vez, protegen los espacios verdes. Un proyecto de investigación reciente de seis años realizado por el equipo de Gehrt mostró que éstos también protegen especies como pájaros cantores y pequeños mamíferos de otro depredador urbano voraz: los gatos al aire libre.

Muchos ecologistas ven la adición del coyote al ecosistema urbano como algo ecológicamente positivo.
Muchos ecologistas ven la adición de los coyotes al ecosistema urbano como algo ecológicamente positivo.

La coexistencia es posible, si los humanos dejan de alimentarlos

Si bien ocurren interacciones negativas con los humanos, Gehrt dice que, por lo general, se debe al comportamiento humano.

Su consejo es que los humanos eliminen todas las fuentes potenciales de alimentos, como la basura, y practiquen algo llamado novatadas de coyote

"En nuestro caso, cada vez que ha habido un incidente con un coyote, generalmente se debe a que la alimentación se produjo antes de tiempo", advierte.

Su consejo es que los humanos eliminen todas las fuentes potenciales de alimentos, como la basura, y practiquen algo llamado novatadas de coyote: hacer ruidos fuertes para asustar a los animales y alejarlos de las áreas pobladas.

"La mejor manera de coexistir con los coyotes es que éstos tengan un miedo saludable a las personas", apunta Gehrt. "Tenemos un gran impacto en el comportamiento de los coyotes. Podemos enseñarles las cosas correctas que deben hacer o podemos enseñarles las cosas incorrectas que deben hacer", concluye.

Fuente: CBC.