Nissan Armada 2017: lanzamiento en México

nissanarmadamexico03.jpg
nissanarmadamexico03.jpg

Por José Virgilio Ordaz (@Neckriagen).

 

Lanzada en 2002 como Pathfinder Armada, la Nissan Armada representó en aquel entonces una propuesta fresca contra modelos bien establecidos pero que no sólo no contaban con novedad alguna, sino que incluso ya resultaban arcaicos en algunos casos.

 

 

Catorce años en el futuro, la Armada terminó por adolecer de los mismos males. Su derivada, la Infiniti QX56, recibió una nueva nomenclatura –QX80- y generación en 2010, compartiendo ahora base con la Nissan Patrol, la SUV más grande de Nissan fuera de Norteamérica.

 

La Patrol recibió una actualización mayor el año pasado, por lo que parecía casi inminente que llegara a América del Norte para sustituir a la Armada. En cierta forma ha sido así, pues la gran SUV de segunda generación es una variante tropicalizada de la Patrol, que cuenta con 65 años de tradición en diversos mercados.

 

 

Presentada en el pasado Salón de Chicago, la nueva Armada llega a México en un solo grado, con un V8 de 5.6 litros de 390 HP y 401 lb-pie de par, dosificados por una transmisión automática de siete relaciones, en esencia, casi el mismo motor de la mencionada QX80, que en el caso de la Infiniti ofrece 10 HP extras (400) y 12 lb-pie más (413); y un paso importante contra el ocho cilindros de idéntico cubicaje del modelo saliente, que ofrecía 317 HP y 395 lb-pie de par.

 

 

La segunda generación es un poco más larga (5.31 vs. 5.26 metros) y ancha (2.03 vs. 2.01 m), aunque también más baja (1.92 vs. 1.98 m) y con una distancia entre ejes ligeramente más contenida (3.07 vs. 3.13 metros) contra la generación anterior que ha partido de manera bastante anónima (desde hace meses ya no figuraba en el catálogo de Nissan Mexicana).

 

 

La única versión se coloca en el espectro alto del rango de precios de su nicho: 1,071,000 pesos, arriba de su antecesora ($607,900 a $673,900), aunque también se coloca arriba en entrega de potencia contra opciones generalistas, como la Chevrolet Suburban ($839,400 a $1,385,000, 355 a 360 HP y 383 a 380 lb-pie); la Ford Expedition ($750,800 a $888,100, 365 HP y 420 lb-pie); o la Toyota Sequoia ($840,400 a $909,200, 381 HP y 401 lb-pie de par). También se coloca un paso atrás de opciones de corte premium, como la mencionada Infiniti ($1,349,900); la GMC Yukon Denali ($1,100,000, 420 HP y 450 lb-pie); la Toyota Land Cruiser ($1,465,000, 381 HP y 401 lb-pie); la Lincoln Navigator ($1,223,000 a $1,262,000, 380 HP y 460 lb-pie); o Cadillac Escalade ($1,383,000 a $1,517,000, 420 HP y 460 lb-pie).

 

 

Además de potencia, para justificar su intención, la Armada promete el mayor espacio interior de su categoría (ya lo comprobaremos en cuanto haya oportunidad), un espacio de carga de hasta 2,701 litros, cristales acústicos que mejoran la insonorización, pantalla multifunción de ocho pulgadas en el tablero, dos pantallas de siete pulgadas en los reposacabezas delanteros, sistema de navegación de comandos por voz y sistema de audio Bose con 13 parlantes, además de implementos de seguridad como retrovisores electrocrómicos, sistema de derrape limitado LSD, control de crucero inteligente, sistema de control de distancia, monitoreo de punto ciego, prevención de colisión trasera, alerta de colisión frontal, sistema de mantenimiento de carril, monitor de visión periférica 360º y detector de objetos en movimiento.

 

La Nissan Armada 2017 ya está disponible en cinco colores: blanco, plata, gris Oxford y negro con interiores carbón y azul con interiores beige, con el mencionado precio de $1,071,000.

 

 

Los mejores vídeos