Volvo confía en mejorar su posición, gracias al S60

Las previsiones de venta de la marca sueca para este año son prudentes a la espera de las motorizaciones Diesel.

El próximo mes de noviembre llegará a los concesionarios de Volvo su nuevo S60. Se trata de una berlina media, de carácter más agresivo que el S80 y que competirá con otros compactos de la gama media alta como son el Audi A4, la Serie 3 de BMW y los Mercedes de la Clase C.
Las previsiones de venta de Volvo de este modelo para el presente año a la espera de la llegada de las motorizaciones Diesel son de unas 700 unidades. Estos motores, de 130 y 160 CV, no llegarán a España hasta la primavera y han sido desarrollados a partir de la arquitectura del motor 2.4 de cinco cilindros de la marca. Hay que tener en cuenta que las mecánicas Diesel suponen el 65 por ciento del total de ventas en este segmento.
La marca calcula que las ventas del S60 durante el próximo año ascenderán a 2.700 unidades, de las cuales, un 53 por ciento vendrán equipadas con motores Diesel. De confirmarse estos datos, Volvo espera superar su actual cuota del mercado español de un uno por ciento.
El S60 estará disponible en dos motorizaciones 2.4 atmosféricas de 140 y 170 caballos de potencia, que anteceden a una turboalimentada de 200 CV y a una deportiva, la T5, de 250 CV. Los precios de la gama oscilarán entre los 4,4 y los 6,1 millones, según versiones y equipamientos.

Los mejores vídeos