Volkswagen busca dinero

Volkswagen ya ha tenido que reducir su previsión de beneficios, pero, según la prensa alemana, tendrá que buscar soluciones más drásticas. No habrá despidos, ni cierres de fábricas; los recortes vendrán en la producción de nuevos modelos (esperan ahorrar 800 euros por coche).

Volkswagen busca dinero
Volkswagen busca dinero

El próximo 6 de septiembre se reúne el consejo de vigilancia de Volkswagen y, según ha transcendido en varios rotativos alemanes, no se tratará de una cita rutinaria. Volkswagen estudia volver a apretarse el cinturón.

En su investidura -en abril-, Bernd Pischetsrieder ya anunció que 2002 iba a ser "un año muy difícil", pero la caída de ventas ha descolocado sus propios balances. Tras conocer la marcha del primer semestre del año (con una caída de ventas del 8,4 por ciento), Volkswagen ha tenido que bajar su previsión de beneficios en un 9 por ciento, pero el consorcio todavía tiene que hacer nuevos esfuerzos para que cuadren los resultados.

Ahorrar 800 euros por coche
La revista económica alemana Focus Money</font color="#0000CC"> ha adelantado que el fabricante prepara un plan de reducción de costes: el objetivo, ahorrar 800 euros (133.109 pesetas) por cada vehículo que produzcan desde el año 2005.

Estos recortes casi doblan los proyectados hace apenas un año y chocan con la política de expansión anunciada por el Grupo. Pischetsrieder ha reiterado en numerosas ocasiones que Volkswagen apuesta por los vehículos de gama alta -como los nuevos Phaeton</font color="#0000CC"> (en la imagen) y Touareg</font color="#0000CC">- que, según afirmaba, le abrirían las puertas del mercado estadounidense.

Automobilwoche</font color="#0000CC">-diario especializado en el sector automovilístico- va más lejos y asegura que Volkswagen estudia pedir un nuevo préstamo de más de un mil millones de euros (más de 166.000 millones de pesetas) para hacer frente al bache que atraviesa.

Volkswagen España asegura no tener ninguna información oficial sobre estos recortes y tampoco se ha adelantado cómo afectará el plan de ahorro a la marca española Seat.

Seat, inmune
Seat acaba de recibir el encargo de fabricar un nuevo monovolumen deportivo en Martorell. Su producción comenzará en 2004, pero Seat dejará de montar la furgoneta Inca y probablemente abandone el Arosa en dos años.

Además, según Automobilwoche, Seat ha aumentado considerablemente su participación en el mercado alemán: ya alcanza el 1,6 por ciento y sus ventas se han elevado en el primer semestre del año hasta las 30.807 unidades -564 más que en el mismo período del ejercicio anterior-.