Vigilantes robotizados en Madrid

Para impedir que los coches entren en el barrio de Las Letras, Madrid apuesta por “vigilantes robotizados". Cámaras de vídeo grabarán quién entra, ordenadores controlarán si tiene el paso permitido y centralitas tramitarán la multa.

Vigilantes robotizados en Madrid
Vigilantes robotizados en Madrid

Desde el pasado 22 de septiembre (el Día Sin Coches), algunas calles del barrio madrileño de Las Letras son peatonales. Sólo pueden entrar los residentes, las ambulancias, el transporte público, los vehículos de carga y descarga y las motocicletas. Para controlar que nadie se “cuele", hay siete agentes de movilidad en los accesos. Sin embargo, a partir de mayo, las prohibiciones se extienden a todo el barrio y la vigilancia será más difícil. Por eso, el Ayuntamiento ya prepara los refuerzos: vigilantes robotizados. Se trata de cámaras con lectores que captarán el número de matrícula de los vehículos que entran en el área restringida. También cuentan con un banco de datos donde estarán inscritas las matrículas de los coches autorizados. Un ordenador cruzará los datos y, si el intruso no justifica su entrada, a las 48 horas le cursarán la multa: 90 euros. No sólo tendrán “ojos". El sistema contará con “oídos". Los conductores podrán entrar para determinados casos: acudir a un hotel, recoger a un anciano, reparaciones urgentes... Para evitar la multa, el conductor podrá justificarse a través de los interfonos instalados junto a las cámaras. También podrá hacerlo por teléfono o por e-mail. Eso sí, el Consistorio piensa ponerse muy exigente y pedirá justificantes de todo.El sistema –que cuesta unos 500.000 euros- también se extenderá durante el segundo semestre del año a la Puerta del Sol. El concejal de Seguridad y responsable de Movilidad, Pedro Calvo, asegura que la colocación de estas videocámaras no requiere permiso previo de la Delegación del Gobierno, como ocurre en otros lugares. Según explica, éstas sólo enfocarán a las matrículas y no grabarán a las personas.