Se regula el nuevo impuesto sobre los carburantes en Álava

Hace unas semanas surgió la polémica por la aparición de un nuevo impuesto sobre los carburantes cuyo fin era financiar la sanidad pública. Desde el primer día del año se aplica, pero algunas comunidades aún están regulando la gestión y recaudación de este tributo.

A pesar de que desde el día 1 de enero se aplica en toda España, todavía hay algunas zonas en las que no se ha formalizado desde el punto de vista normativo, es el caso de Álava, provincia en la que hasta el martes no se aprobará el proyecto de norma foral que regulará el citado gravamen.

El impuesto, que supone una carga de cuatro pesetas (unos dos céntimos de euro) por litro de combustible, "engordará" las arcas de la Hacienda Foral en más de nueve millones de euros (unos 1.500 millones de pesetas), que deberán ir para la cuenta sanitaria.

El texto que se aprobará el martes es igual que el de Vizcaya y Guipúzcoa, puesto que previamente se ha revisado por el órgano de coordinación tributaria, que cuenta con el apoyo de las tres diputaciones forales.

Juan Antonio Zárate, diputado foral de Hacienda en Álava, ha afirmado que, de momento, no tienen intención de aplicar el llamado tramo autonómico, que permite incrementar más el impuesto en cuestión.

Además, este gravamen, acordado por el Gobierno central para la financiación de la sanidad pública, será un punto a negociar en la renovación del Concierto Económico entre comunidades y Administración. Hay que tener en cuenta que la recaudación de este impuesto irá a Sanidad, una materia que está transferida a la Comunidad Autónoma Vasca, por lo que hay que decidir cuál es la administración que tiene que exigir y gestionar estas cantidades, fruto de este nuevo tributo.

Los mejores vídeos