Sant Cugat y Terrassa (Barcelona) están al día con sus proveedores

Los ayuntamientos de Sant Cugat del Vallès y de Terrassa (Barcelona) han informado este jueves que no recurrirán al nuevo sistema de financiación aprobado por el Gobierno español para liquidar las deudas pendientes de los entes locales con los proveedores, ya que ambos consistorios están al día en el pago de facturas anteriores al 31 de diciembre del 2011.

'Hemos hecho los deberes correctamente', ha afirmado en un comunicado el alcalde de Terrassa, Pere Navarro (PSC), en el que ha destacado la austeridad, la prudencia y el rigor presupuestario del consistorio, que paga puntualmente a trabajadores y proveedores.

Navarro ha añadido que, a pesar de la situación económica y el recorte en las aportaciones de administraciones supramunicipales, el Ayuntamiento mantiene como prioridades la atención social y el desarrollo económico.

la alcaldesa de Sant Cugat, Mercè Conesa (CiU), ha recordado que el suyo es uno de los pocos ayuntamientos de España que cumple la Ley de Morosidad, lo que le permite no recurrir a medidas excepcionales como ésta.

El ayuntamiento vallesano ha asegurado que paga a sus proveedores con una media de 45 días y que hasta la fecha se ha hecho efectivo el pago del 99'8% del total de facturas del 2011, por un importe que asciende a los 90 millones de euros.

Los mejores vídeos