Nuevos delitos, ¿misma impunidad?

Más mano dura. Si conduces, no puedes obviar los cambios que trae el Código Penal. Habrá penas de cárcel para conductores ebrios. Y mucho más: se abre la puerta al achatarramiento de vehículos sin seguro, se intenta frenar el robo de vehículos o se mostrarán menos compasivos con aquellos que provocan un accidente y se dan a la fuga. Al menos, ésa es la teoría.

Nuevos delitos, ¿misma impunidad?
Nuevos delitos, ¿misma impunidad?

“Conducción temeraria". Dos palabras que prometen protagonizar cientos y cientos de páginas. De hecho, con la reforma del Código Penal, se pretendía aclarar el concepto, pero –según las reacciones aparecidas- podemos asegurar que tan sólo ha creado más polémica. En el artículo 381, se explica que se castigará la conducción “con temeridad manifiesta con penas de prisión de seis meses a dos años y con privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por un tiempo superior a uno y hasta seis años". Además, se añade una coletilla: “Se considerará que existe temeridad manifiesta y concreto peligro para la vida o la integridad de las personas en los casos de conducción bajo los efectos de bebidas alcohólicas con altas tasas de alcohol en sangre y con un exceso desproporcionado de velocidad respecto a los límites establecidos". Muchos han creído ver en este añadido que los excesos de velocidad se castigarán con cárcel. No es así. Se trata de una interpretación errónea. Según el Código, así nos lo explican desde AEA, deben coincidir varios supuestos: haber puesto en peligro a los demás, estar bajo los efectos del alcohol o las drogas y conducir con un exceso de velocidad desproporcionado. Sin embargo, esta interpretación choca con la que se da en la Generalitat de Catalunya. El Servei de Tránsit, el homólogo a la DGT en Cataluña, ha asegurado que se ampararán en este artículo para llevar a los jueces tanto las alcoholemias excesivas como los grandes excesos de velocidad. Para AEA, ésta es una posición que busca tan sólo fines mediáticos: “Se trata de una interpretación forzada del Código Penal y terminarán archivando la mayoría de los casos", reiteran. Aquí no acaban los problemas. Una vez más, será un juez quien determine quién ha puesto en peligro a los demás, quién conduce bajo los efectos del alcohol o qué son excesos desproporcionados de velocidad. Lo único que queda claro es que el binomio alcohol velocidad se castigará con la pena máxima. La reforma de este artículo se ha copiado de la realizada en el código francés. Sin embargo, nuestros vecinos sí han fijado las tasas de alcoholemia que sí se consideran delitos (más de 0,8 gramos de alcohol por litro de sangre) y estudian hacer lo mismo con los excesos de velocidad. La asociación de familiares de víctimas de tráfico Stop Accidentes ha denunciado precisamente esta discreccionalidad. A su juicio, “se introducen conceptos jurídicos indeterminados".

PUNTOS A FAVOR PUNTOS EN CONTRA
Familiares de víctimas
de tráfico
La violencia vial vuelve a ser tema de debate. La técnica legislativa es mala.
Se ha perdido la oportunidad de hacer una modificación buena.
Asociaciones de
conductores
Completamente de acuerdo en que la retirada del carné afecte a todas las licencias.
Valoran que el Gobierno tome medidas ante el problema del alcohol.
Aplauden la despenalización de la conducción sin seguro.
No se acabarán con los numerosos casos de alcoholemia.
Es necesario más concreción.
Se necesitan programas reeducadores.
Aseguradoras Siempre que se avance en Seguridad Vial el resultado es positivo. Esperarán a que pasen los meses para hacer valoraciones puntuales.
Los mejores vídeos