Ni un euro para hacer gratuitas las autopistas de peaje

Si la construcción de autopistas debe ser sufragada por el Gobierno o por concesionarias privadas, que recuperan su inversión con el cobro de peajes, es un debate que ya viene de lejos. Álvarez Cascos, ministro de Fomento, ha insistido en Cataluña que "las autopistas deben pagarlas quienes las usan, no quienes no las usan por la vía de los impuestos".

A partir del 1 de enero, algunos peajes subirán un 20 por ciento
A partir del 1 de enero, algunos peajes subirán un 20 por ciento

Desde que los partidos políticos, dos concesionarias de autopistas y varias asociaciones ciudadanas de Cataluña firmaron un pacto para conseguir rescatar algunas autopistas de peaje, conocido como Declaración de Gelida, los intentos desde la comunidad catalana por liberar a los automovilistas del pago de determinados peajes se han hecho el "pan de cada día" en todas los encuentros con representantes del Gobierno.

La última ocasión ha sido la protagonizada por Francisco Álvarez Cascos, ministro de Fomento, que acudió este lunes a una conferencia en la sede barcelonesa de la patronal Fomento de Trabajo. Ante una audiencia formada por empresarios y políticos catalanes, el ministro dejó clara la postura del Gobierno en torno a la cuestión del rescate de peajes: no se empleará ni "un solo euro de los destinados a crear nuevas infraestructuras o a acondicionar las existentes en Cataluña ni en otro territorio para rescatar total o parcialmente concesiones de autopistas".

Es más, el ministro ha valorado el hecho de que en Madrid se haya empezado a utilizar la financiación privada para construir infraestructuras. Por lo tanto, no entiende por qué en Cataluña, donde se lleva haciendo mucho tiempo, se quiere dar un paso atrás.

Cascos declaró en este encuentro de empresarios que Cataluña no puede prescindir ni de inversiones públicas, ni privadas, ya que no sería "congruente con la convergencia europea".

Por otra parte, el ministro quiere aclara que de ninguna forma la política de inversiones en infraestructuras perjudica a Cataluña frente a Madrid. Es más, para respaldar este comentario, Cascos ha indicado que en el periodo 1996-2000 del total de inversiones en su sector en Cataluña fue de 11,44 por ciento, frente al 9,98 por ciento en Madrid.

Además, se ha anunciado que entre 2000 y 2007, el presupuesto para infraestructuras en Cataluña es de 9.372 millones de euros (más de 1,5 billones de pesetas), dato que sitúa a esta región en el segundo puesto en cuanto a inversiones de este tipo detrás de Castilla y León. Así, en esta comunidad se crearán 30.000 puestos de trabajo temporales al año y 94.000 permanentes durante los 11 años del periodo planificado. El total de puestos que se crearán en toda España es de 550.000.

Los mejores vídeos