Mayor diligencia de los conductores

Más desplazamientos en esta Semana Santa y menos accidentes, un primer paso.

Campañas de Tráfico más duras en el 2001
Campañas de Tráfico más duras en el 2001

Mientras las carreteras sigan cobrándose vidas humanas, no estará completamente satisfecho, pero Carlos Muñoz Repiso, director general de Tráfico, tras los datos de siniestralidad definitivos de esta pasada Semana Santa, se encuentra "ligeramente satisfecho". Las cifras oficiales, tras finalizar ayer en todas las comunidades autónomas estas festividades, indican un total de 109 fallecidos en 90 accidentes mortales, que, además, han dejado 60 heridos graves y 54 leves. La Semana Santa de 1999 dejó 173 muertos, 121 heridos graves y 73 más de carácter leve, en un total de 140 siniestros. Según Muñoz Repiso, la "mayor diligencia de los conductores", que han circulado con "más cuidado", ha facilitado, junto a la campaña divulgativa de la DGT, este descenso de la siniestralidad.
El responsable de Tráfico señaló que los grandes causantes de los accidentes de tráfico son la distracción, la somnolencia y la velocidad inadecuada, a los que hay que seguir prestando importante atención. Refiriéndose a esta Semana Santa, concluyó que en el retorno se han producido menos atascos debido a que las previsiones climatológicas adversas han hecho que muchos españoles regresaran antes a sus hogares, además, se han habilitado varios kilómetros de carriles reversibles, lo que ha dado "un buen resultado".

El dispositivo de la Dirección General de Tráfico durante la operación especial de Semana Santa ha estado compuesto por 8.300 agentes, 250 funcionarios y 18 helicópteros. Los desplazamientos se han cuantificado en unos 23 millones, lo que indica que se ha producido una relación inversa, a más desplazamientos y más parque móvil (un millón más por año, aproximadamente), menos siniestros. Esta tendencia está presente en España desde hace unos 10 años.

Nuestros destacados