Los trabajadores de Ford-Almussafes rechazan la reducción de la jornada laboral

En las negociaciones celebradas ayer, el comité de empresa de la planta valenciana de Ford rechazó todas las propuestas de la Dirección.

Ayer se reanudaron las conversaciones entre el Comité de Empresa y la Dirección de Ford-Almussafes; el objetivo: adoptar una solución sobre la reducción de la jornada laboral.
La Dirección de Ford presentó un listado que contemplaba doce posibles medidas por las que la empresa aceptaría la reducción de la jornada a 35 horas. Pero el Comité de empresa las ha rechazado todas.
Gonzalo Pino, representante de UGT en la Comisión Negociador, ha declarado que las medidas propuestas supondrían que los trabajadores tendrían que "pagar de su bolsillo las horas que se van a reducir". De hecho, la empresa ha valorado en unos 1.300 millones de pesetas (unos 25 millones por hora reducida) los costes de competitividad que conllevará la reducción de la jornada.
Según Pino, estos costes se trasladarán a los trabajadores mediante la congelación de salarios, establecimiento de horas extraordinarias o limitando algunos de los derechos que tienen ahora, como, por ejemplo, los pluses de antigüedad.
Por su parte, fuentes de la Dirección han manifestado que mantienen su voluntad de aceptar otros puntos presentados por el Comité de Empresa, como son el establecimiento de un plus salarial para trabajo nocturno y en días festivos o la igualdad de derechos entre parejas de derecho y de hecho.
Las negociaciones se reanudarán la próxima semana, para estudiar la negociación salarial, el Plan Profesional o las vacaciones.

Los mejores vídeos