La grúa de Madrid carga baterías para 2005

Aparcar de manera incorrecta en la capital española será, a partir del próximo año, una completa utopía. A las ampliadas zonas azules y verdes se une ahora el refuerzo del servicio de grúas que actuará en zonas de carga y descarga, carriles bus y dobles filas.

La grúa de Madrid carga baterías para 2005
La grúa de Madrid carga baterías para 2005

El concejal de Movilidad, Pedro Calvo, acaba de presentar la flota de nuevas grúas municipales que trabajarán en Madrid a partir el próximo año. Se trata de modernos vehículos que tardan bastante menos que los anteriores en recoger un coche mal estacionado.

La rapidez de recogida es uno de los objetivos buscados desde el Ayuntamiento, que también ha previsto la construcción de nuevos depósitos de vehículos (se podrán retirar más coches al día) y el endurecimiento de la norma que prevé achatarrar los coches que no sean retirados por sus dueños en un plazo de tres meses.

Por el momento, no se sabe cuánto subirá la grúa para hacer frente al pago de este remodelado servicio, pero se calcula que podría suponer un incremento del 40 por ciento en las tarifas.

A finales de 2005 se pondrá en marcha una nueva centralita telefónica que permitirá que los ciudadanos consulten dónde ha ido a parar su coche en caso de que haya sido retirado por la grúa. Además, con la matrícula del automóvil y un teléfono móvil se podrá enviar un sms y localizar así el vehículo. El principal objetivo del Consistorio madrileño es que su servicio de grúa se convierta en modelo de referencia, gracias a una gestión más ágil y cómoda para el ciudadano. En los tres últimos meses, el Ayuntamiento de Madrid ha eliminado 2.186 vehículos que habían sido retirados de la calle y cuyos dueños no habían reclamado. Esta es una de las medidas que más en serio se ha tomado el Consistorio, porque, en buena parte, el éxito del nuevo servicio depende de su buen funcionamiento. Hasta ahora, cada grúa municipal podía retirar sólo unos cuatro coches al día en Madrid, porque no tenía dónde llevarlos: los depósitos estaban a rebosar. Ahora habrá más centros de almacenaje y, si en tres meses no se reclama, se achatarrarán directamente. Los cambios para el nuevo año incluyen, por una parte, la incorporación de hasta 40 grúas más y, por otra, la implantación del denominado sistema express, que permite la recogida de un coche retirado sin la presencia de un agente. Con las 40 incorporaciones, se renueva un 30 por ciento de la flota de remolcadoras que ya asciende a 137 unidades. Según Pedro Calvo, concejal de Movilidad, “los nuevos modelos permitirán una mayor movilidad en el centro de la ciudad, facilitarán la recogida de los vehículos y ofrecerán mejores condiciones ergonómicas o de maniobrabilidad a los trabajadores". A las actuaciones ya en marcha de los nudos de la Paloma, Costa Rica y O’Donnel en la capital se unen esta semana el corte del ramal de acceso a la M-30 Sur desde la plaza de Conde de Casal. Los desvíos alternativos se han fijado en O’Donnel, Ciudad de Barcelona y Méndez Álvaro.