La gasolina, a un precio en cada provincia

La gasolina en España es hoy más cara que nunca, aunque en una zonas más que en otras. Y es que la fuerte escalada del petróleo ha disparado hasta en un 25 por ciento la diferencia de precios entre gasolineras. Dependiendo de la provincia, llenar el depósito cuesta hasta 11 euros más, según datos del Ministerio de Economía.

Cepsa podrá abrir más gasolineras en junio
Cepsa podrá abrir más gasolineras en junio

El bolsillo de los automovilistas ya empieza padecer los efectos de la inestabilidad del petróleo. Las principales gasolineras de nuestro país han trasladado la elevada cotización del barril de crudo rápidamente a sus productos. Aunque, eso sí, hay quien ha aprovechado la coyuntura para obtener más beneficio que el resto.Según los datos que acaba de facilitar el Ministerio de Economía, el incremento de los últimos días ha disparado hasta en un 25 por ciento las diferencias de precios entre las gasolineras de toda España. El informe demuestra que repostar en una u otra provincia del país puede suponer un mucho mayor esfuerzo económico. Así, por ejemplo, llenar el depósito en una estación de servicio de Reus, en Tarragona, puede costar hasta 11 euros más que realizar la misma acción en Calatayud (Zaragoza). Y es sólo un ejemplo.No obstante, aun teniendo en cuenta la enorme diferencia de precios, la gasolina es hoy más cara que nunca en toda España. La sin plomo de 95 octanos se ha encarecido en los últimos 12 meses en un 12,7 por ciento, lo que sitúa su precio medio actual en 0,996 euros por litro, un importe que llega ya a superar la barrera psicológica del euro en las comunidades que aplican el céntimo sanitario (Madrid, Cataluña, Asturias y Galicia). También el del gasóleo de automoción ha subido un 11,4 por ciento, hasta alcanzar los 0,781 euros por litro.Si quieres conocer el precio de los carburantes por ciudades y distritos, pincha en el enlace que te ofrecemos al lado.

Esta es la “pregunta del millón". La Organización de Consumidores y Usuarios considera que la escalada del crudo se ha dejado sentir demasiado pronto en los precios de los carburantes, lo que demuestra su práctica injustificada. “Más que posiblemente, la gasolina de los surtidores españoles no procede de los barriles que actualmente se cotizan a un precio tan elevado, sino que son de otros anteriores", denuncia José María Múgica, director general de la organización.En España, además, todavía hay sospechas de un posible pacto de precios entre las grandes petroleras. Hace algunos meses, el entonces Gobierno del Partido Popular ya estudió, sin éxito, la posibilidad de denunciar a estas estaciones de servicio ante el Tribunal de Defensa de la Competencia para investigar su presunta alianza. Ahora, las conjeturas han vuelto: en la última semana, Cepsa, Repsol YPF y British Petroleum (BP) han encarecido sus gasolinas en 0,6 céntimos y el gasóleo en 1,2 céntimos de euro, según los datos de la Confederación Española de Estaciones de Servicios (CEES). Exactamente la misma subida.Lo más preocupante para el consumidor es que subidas como ésta podrían reproducirse en las próximas semanas. Según los cálculos de la Asociación de Empresas Vendedoras de Carburantes y Combustibles, su cotización no ha tocado techo y escalará aún más en las próximas dos o tres semanas.También opina lo mismo el portavoz de la Confederación Española de Estaciones de Servicio, Casto Bravo, quien incluso se atreve a aportar cifras: “Los máximos históricos del petróleo en estos días producirán subidas de hasta el cinco por ciento durante el próximo mes de septiembre".El sector del taxi tampoco ha tardado mucho en pronunciarse sobre los efectos del precio de la gasolina. El gremio, de hecho, ya anunciado que las tarifas para 2005 subirán por lo menos un cuatro por ciento más que este año. Mientras tanto, la escalada del barril de petróleo, lejos de cesar, se incrementa. Ayer mismo, el precio del petróleo Intermedio de Texas, referencia en Estados Unidos, acabó la jornada en 44,84 dólares por barril, después incluso de rozar por momentos la barrera nunca alcanzada de los 45 dólares. En Londres, el crudo de tipo Brent también alcanzó valores históricos al cotizar a 41,65 dólares el barril, algo nunca visto en este mercado. La paralización de buena parte de la producción de crudo en Irak a causa de la inestabilidad que vive el país y el nuevo embargo decretado por el Gobierno ruso a la petrolera Yukos podrían llevar en los próximos días el barril de petróleo por encima de los 45 dólares.