La DGT, ante una operación retorno “light”

Termina el verano y los conductores vuelven a sus hogares, aunque de forma escalonada. Por si acaso, la DGT afirma estar preparada para garantizar la fluidez del tráfico.

La DGT, ante una operación retorno “light”
La DGT, ante una operación retorno “light”

La fatiga es responsable de entre el 20 y el 30 por ciento de los accidentes de tráfico; dificulta la atención durante la conducción y consigue que nos equivoquemos más fácilmente al realizar las maniobras. A medida que el cansancio crece, mayor es el deseo de llegar al destino, por lo que asumimos más riesgos, siempre peligrosos para nuestro viaje por carretera. Según un estudio realizado por la revista Autopista y el RACE, en un trayecto de cuatro horas sin parar, puedes haber estado técnicamente dormido casi seis minutos. Estos periodos de adormecimiento de breves segundos, o con la mente en "el más allá" hacen que el vehículo quede sin control durante unos momentos. * A las 4 horas de conducción disminuye nuestra capacidad de reacción un 50 ciento.
* A las 4 horas de conducción, el error de cálculo de distancia se multiplica por 75.
* Al cabo de 17 horas despierto, los reflejos disminuyen tanto como si tuvieses 0,5 gr de alcohol en sangre.
* En viajes de más de 3 horas, mejor usar gafas que lentillas. Para un cuarto de hora cada dos horas de conducción. No intentes luchar contra estos elementos desde el volante, porque perderás. Música fuerte, aire fresco en la cara… sólo sirven para maquillar temporalmente una realidad. El tiempo medio de reacción de un conductor ante cualquier situación del tráfico, a una velocidad de 120 km/h, y en circunstancias normales se sitúa en torno a 1 segundo. En caso de frenada de emergencia, en estas circunstancias, el conductor necesitaría 33 metros para comenzar a actuar sobre el pedal del freno o, lo que es lo mismo, la medida de ocho coches seguidos. Un conductor fatigado, que no cumpla las circunstancias anteriores, se expone a una frenada mucho más larga y, en caso de no ejecutarla en el tiempo y distancia correcta, llegaría a la colisión. Para salvar esta situación, este conductor necesitaría 66 metros, es decir, la distancia que ocupan 16 coches aparcados en línea.

Nos hemos ido a El Jarama para intentar vencer al sueño. 16 conductores, más de 360 kilómetros sin parar, 90 vueltas al circuito, más de 5 horas sin despegarnos del volante... ¿Quieres ver si la fatiga hizo mella en nosotros?
No te pierdas el reportaje que hemos preparado: vídeos, consejos, anécdotas... ¿Sabías que cansa menos conducir con gafas que con lentillas? ¿Eres consciente de que, después de 17 horas despierto, tendrás los mismos reflejos que si te tomas un whisky? ¿Qué es mejor para la vista, el xenón o las luces tradicionales?
Todo esto y mucho más en nuestro “Especial fatiga".