Honda llega a Ginebra cargada de novedades

La marca japonesa aprovechará el Salón de Ginebra para llevar su nuevo motor Diesel, sus vehículos de pila de combustible y la nueva generación del Accord, que –según anuncian- aumentará las ventas del fabricante en todo el mundo.

El Accord llega renovado a su séptima generación
El Accord llega renovado a su séptima generación

Los nuevos Accord y Accord Tourer serán las apuestas de Honda para el Salón de Ginebra. Según anuncia la compañía, la séptima generación del modelo está “mejor equipada y es más económica" que la anterior, un argumento que ayudará a la marca a aumentar sus matriculaciones en todo el mundo.El Accord Tourer, como la berlina, tendrá una mecánica 2.0 de 155 CV –y un consumo de 7,7 l/100 km- para los acabados Comfort y Sport y un propulsor 2.4 de 190 CV (con un gasto de combustible de 9 l/100 km) para el acabado Executive. Esta variante, equipada con los mismos motores que la berlina, aunque sin un cambio de 6 relaciones, ha sido pensada para los conductores que necesitan disponer de un gran espacio de carga. Todos los elementos se alían para que la tarea de colocar el equipaje resulte lo más sencilla posible: el portón trasero se abre y se cierra con sólo pulsar un botón, gracias a un sistema de apertura motorizada, y los asientos posteriores se abaten en un movimiento, ofreciendo una superficie totalmente plana, que llega a los 921 l. Además, el incremento de la longitud (85 mm mayor) y de la distancia entre ejes han permitido incluir varios huecos portaobjetos en el maletero y el habitáculo.En el “stand" de la marca nipona también estarán presentes los vehículos “ecológicos" de Honda: el FCX-V4, con pila de combustible, y el Civic Hybrid, con un motor de gasolina-eléctrico.

El primero de ellos debuta en Europa y conforma la base de la serie limitada de automóviles FCX, que se ha convertido en el primer coche con pila de combustible (de 78 kW) que recibe la certificación del Gobierno estadounidense para su uso comercial. El FCX-V4 sólo emite agua a la atmósfera: su sistema de propulsión combina el oxígeno con el hidrógeno almacenado a bordo, produciendo electricidad y alimentando así al motor que lo impulsa. Este dispositivo está dotado de un ultracondensador diseñado por Honda, que proporciona, según anuncia el fabricante, una potencia instantánea y un consumo de combustible muy ajustado, ya que recicla la energía de frenado regenerada. Su autonomía es de 300 km y permite alcanzar una velocidad máxima de 140 km/h.

Por su parte, el Civic Hybrid, un sedán de 4 puertas, está equipado con un sistema mixto (un motor de gasolina-eléctrico) que reduce el gasto de carburante a 4,9 l/100 km. Tras vender 15.000 unidades en Japón y Estados Unidos, el vehículo llega a Europa con un motor i-DSI de 1.300 cm 3 y otro eléctrico que ayuda en la aceleración y recupera energía al frenar. Esta potencia es almacenada en una batería situada en el maletero.

Ginebra también acogerá la presentación mundial del nuevo propulsor Diesel de la marca (el i-CTDi), un 2.2 desarrollado íntegramente por Honda, que se empleará, entre otros, en el nuevo Accord -la versión de gasóleo del modelo debutará en Frankfurt en septiembre y estará a la venta a principios de 2004- y en el CR-V. Aunque las cifras todavía son provisionales, se espera que el motor (con turbocompresor y cuatro válvulas por cilindro) tenga una potencia de 140 CV.