El Gobierno de Cantabria, culpable de tres accidentes de tráfico

Un árbol que se desprende sobre un coche, un socavón en el asfalto, un desprendimiento en la calzada... ¿Quién es el responsable? El Tribunal Superior de Justicia de Cantabria ha determinado que en estos casos debe pagar la Administración.

El Tribunal Superior de Justicia de Cantabria lo tiene claro: la Administración es la responsable del buen estado de las vías y, por tanto, debe pagar en caso de que el deterioro de éste provoque accidentes de circulación.

Según ha decretado este tribunal, el Gobierno de Cantabria debe pagar más de 1,3 millones de pesetas por tres accidentes ocurridos en su territorio. En uno de ellos, un árbol cayó sobre un coche; su conductora, que sufre cervicalgia sin irradición debida al accidente, ya había conseguido una indemnización de 520.042 pesetas, que ahora se ha elevado a 653.295 pesetas.

En otro de los casos, un montón de tierra y ramas se desprendió de forma "totalmente inesperada" sobre un vehículo, cuyo propietario, después de esta sentencia, recibirá 645.000 pesetas.

Además, la Administración debe pagar 56.932 pesetas por otro siniestro ocurrido cuando un conductor introdujo la rueda derecha de su vehículo en un socavón.

La máxima autoridad legal de Cantabria entiende que el Gobierno de esta comunidad es responsable, ya que los hechos revelan de forma "clara y nítida" el nexo causal entre "el deficiente estado de la carretera" y los accidentes.