El cuidado de las autovías, a concurso

El Ministerio de Fomento sacará a concurso, mediante una nueva fórmula que evitará elevar el déficit público, el proyecto para la renovación y conservación de 1.450 kilómetros de las autovías más antiguas. No habrá cobro de peajes por uso.

El cuidado de las autovías, a concurso
El cuidado de las autovías, a concurso

Casi siete años después de su propuesta, con el entonces ministro Rafael Arias Salgado al cargo de la cartera, el ministerio de Fomento ha encontrado la fórmula para, contando con el ministerio de Hacienda, llevar a cabo las obras de renovación y conservación de 1.450 kilómetros de autovías sin que éstas supongan elevar el déficit público.De este modo, el Ejecutivo sacará a concurso el mantenimiento completo de dichas vías –remozado, ampliaciones, señalizaciones e, incluso, gestión del tráfico- con un nuevo modelo de “peaje en sombra", pero más sofisticado.Se trata de que las empresas adjudicatarias cobren por sus trabajos en función de cómo repercuta el resultado de los mismos en el uso de la infraestructura. Así, estas empresas percibirán más o menos dinero dependiendo de los resultados de las obras, lo que implica que no tendrán un mínimo de pagos anuales garantizados. De esa manera, el Gobierno plantea fijar parámetros en función de factores como el tiempo de respuesta ante un accidente, por ejemplo, o el nivel de aprobación de la vía por parte del usuario.El proyecto contempla, además, que, en un futuro, sean las mismas empresas beneficiarias quienes gestionen los flujos de tráfico y no la DGT, lo que supondría que tendrán que hacerse cargo de decidir, entre otras cosas, qué carriles se cortan o se duplican en una operación salida o retorno para atenuar los atascos.La inversión, que podría alcanzar los 2.500 millones de euros, afectará a ciertos tramos de las autovías de primera generación, que son las que unen Madrid con Irún, Barcelona, Valencia, Andalucía y Extremadura. En conjunto, varios tramos que suman un total 1.450 kilómetros.Hasta ahora, el “peaje en sombra" significaba que una administración –y no el viajero- pagaba al concesionario la prestación del servicio en función de unas cuantificaciones predeterminadas. Este nuevo modelo, mucho más sofisticado, estará basado en una formula mixta que optará por una combinación de otros sistemas utilizados anteriormente y que pretende introducir severas mesuras de calidad y seguridad.Según un reciente informe de la Comunidad de Madrid, el número de fallecidos por accidente en el tramo de la carretera M 501 que mantiene 50 kilómetros de trazado único, duplica al número de muertos del tramo que ya es autovía. El índice de mortalidad en ese tramo, pues, es un 28, 5 por ciento inferior que en el tramo no duplicado, y los accidentes mortales fueron consecuencia de choques frontales entre vehículos. Esas son las principales bazas que, pese a la oposición de los ecologistas, empuña el Ejecutivo de Esperanza Aguirre para convertir completamente dicha carretera en una autovía.