Detienen al jefe del camionero que arrolló a los guardia civiles

La Guardia Civil ha detenido al dueño de la empresa de transportes “Chavala". Esta compañía es la propietaria del camión que arrolló el martes a varios agentes en un control policial, provocando la muerte de cinco de ellos.

Mueren cinco agentes arrollados por un camión
Mueren cinco agentes arrollados por un camión

El dueño de la empresa de transportes “Ángel Chavala Villamor", situada en Toledo, ha sido detenido. Esta compañía es la propietaria del camión que el martes arrolló a varios agentes de la Guardia Civil en la N-I (carretera de Burgos), provocando la muerte de cinco de ellos. Tras ser interrogado por un presunto delito contra los derechos de los trabajadores, el empresario ha quedado en libertad con cargos.El conductor del vehículo, Julian Todaer, prestaba sus servicios de forma irregular, ya que carecía de los permisos de trabajo y residencia, según ha explicado el ministro de Trabajo, Jesús Caldera. Portavoces de Transportes Chavala habían asegurado tras el accidente que Todaer, de nacionalidad rumana, estaba “contratado legalmente", pero estas afirmaciones eran falsas. El chófer no estaba dado de alta en la Seguridad Social y circulaba con un carné expedido por su país de origen, que no es homologable. Por si fuera poco, el camión no tenía una tarjeta de transporte y se trataba de un vehículo “pirata". Contaba con una póliza que cubría la carga, no la cabina, lo que significa que sólo las mercancías estaban aseguradas: el vehículo no podía circular, afirma el diario “El Mundo". La documentación personal de Todaer se encontraba en poder del empresario. El conductor había pedido en 2002 un permiso de residencia en España, que le fue denegado 15 meses después, en 2004. En marzo de ese año, volvió a tramitar su solicitud, esta vez, “por razones humanitarias". Sin embargo, el 12 de julio se rechazó de nuevo su petición. Según el ministro, este suceso demuestra “la imperiosa necesidad de actualizar el reglamento de extranjería".Caldera también ha anunciado que la empresa de transportes ya sufrió un acta de infracción muy grave por emplear a otro “extranjero irregular, también rumano, sin autorización para trabajar".Desde el pasado 20 de octubre, todos los conductores extranjeros no comunitarios (y cuyo país de origen no tenga un acuerdo de canje de permisos de conducción) pueden obtener un carné válido en España superando varias pruebas. En primer lugar, deben pasar un examen teórico. Después, han de acreditar el haber estado contratados durante seis meses por una empresa establecida en nuestro país. Por último, tienen que carecer de antecedentes por infracciones graves o muy graves.El ministro del Interior, José Antonio Alonso, ha asegurado que el Gobierno actuará con contundencia ante “cualquier irregularidad" que se detecte en la investigación sobre el siniestro.La Dirección General de Transportes y Carreteras de Castilla-La Mancha también ha confirmado que el conductor rumano no tenía autorización para llevar camiones. Roberto Puente, director de esta organización, ha señalado que este hecho es “sancionable". El propietario del vehículo debería haber solicitado el “certificado de terceros países", necesario parta conductores de otras nacionalidades no pertenecientes a la Unión Europea.Comisiones Obreras no ha tardado en sumarse al debate que ha ocasionado este incidente y ha señalado que la fatiga es una de las principales causas de este tipo de sucesos. “Cada año, más de 400 conductores profesionales fallecen en las carreteras, lo que convierte a este sector en el de más alta siniestralidad con resultado de muerte, por encima del de la construcción, el de la minería y el de la pesca juntos", ha indicado el sindicato.CCOO, que ha recordado que “la fatiga es acumulativa", ha pedido una investigación completa de las circunstancias que llevaron al conductor a dormirse al volante del camión. Además, ha señalado que la empresa para la que trabajaba “tiene una plantilla de 85 empleados, pero éstos no disponen de representación legal, lo que puede significar que no disfruten de una regulación correcta de las condiciones de trabajo o de una vigilancia –por parte del comité de empresa- de la planificación de los horarios según la normativa legal", añade.

Por su parte, Ignacio López, secretario general de la Confederación Española de la Policía (CEP), ha asegurado que este tipo de sucesos están provocados “por la desidia y la falta de voluntad. No se aportan los medios necesarios", ha añadido. Así, ha exigido al Ministerio del Interior “la adopción de disposiciones inmediatas para que no se vuelvan a producir accidentes como éste". Según López, el control que montaron los agentes fallecidos “no gozaba de las debidas medidas de seguridad". En Terra Autopista hemos preparado un completo reportaje sobre el siniestro que ha constado la vida a los cinco agentes de la Guardia Civil. Si quieres más información, pincha en el enlace.La Asociación para la Defensa e Integración de Accidentados (Asociación DIA) ha denunciado la elevada cifra de accidentes mortales en la carretera. Esta situación, a su juicio, revela la falta de medidas oficiales efectivas para evitar estos siniestros.

Según la entidad, siniestros como el que ha costado la vida a los cinco guardia civiles son cada vez más frecuentes en España, por lo que se deben “mejorar los servicios y las normas", con el fin de que los ciudadanos obtengan una “fuerte seguridad" en las vías. El colectivo también ha señalado las deficiencias existentes en las homologaciones de las licencias de conducción. En muchos casos, éstas son obtenidas por personas procedentes de otros países, donde las exigencias para conseguir el carné son menos rigurosas que en España. “Unas condiciones más restrictivas para alcanzar la licencia homologada mejoraría el nivel de preparación de la gente con carné en España", aseguran.

Asimismo, han señalado que el alto coste de las pólizas y de los permisos supone que, en muchas ocasiones, los vehículos circulen sin el seguro obligatorio, lo que agrava las consecuencias de los accidentes. Por otra parte, la Asociación DIA ah indicado que se deben cambiar las precarias condiciones en las que trabajan muchos transportistas. “cada vez son más los conductores que se ven obligados a estar tras el volante muchas horas y sin descanso, por exigencia de sus empresas", asegura.Los Mossos d’Esquadra han detenido al conductor de un camión de mercancías peligrosas en la N-240, a la altura de Tarragona. El transportista, que estaba hablando por el móvil, llevaba gasóleo en su vehículo, cuyas matrículas pertenecían a dos coches distintos.

Los agentes solicitaron el permiso de conducir, el certificado de formación, la carta de puerto, la tarjeta de inspección técnica, el permiso de circulación y el seguro del camión, pero el transportista manifestó que sólo disponía del carné de conducir. Así, el vehículo fue trasladado a la comisaría de Montblanc. Al parecer, el camionero tenía caducado el certificado de formación desde 1998. Su permiso para transportar mercancías peligrosas expiró hace 7 años.