Contacto: Hyundai Coupé

La segunda generación del popular Hyundai Coupé supone un gran salto en todos sus apartados con respecto a su antecesor. Es más grande, está mejor equipado, ofrece un destacado comportamiento dinámico y sube de categoría con la oferta con un nuevo motor V6 de 167 CV de potencia.

h_coupe_1g.jpg
h_coupe_1g.jpg

Pero donde más se aprecia el trabajo realizado por la marca es en el interior, al que se ha dotado de unos materiales que ofrecen una alta calidad visual. El salpicadero es de nueva factura, con líneas rectas y modernas, el cuadro de instrumentos y la consola central están bordeados con material de aluminio en las versiones más equipadas, material del que también están realizados los pedales y el excelente reposapie izquierdo. En la consola central destaca la presencia de tres relojes que, si bien en un principio pueden parecer una mejora de la instrumentación, la realidad es que son poco menos que un adorno. El voltímetro es el único que tiene algo de sentido, ya que el indicador de consumo instantáneo y especialmente el que nos informa de la cantidad de par —en Nm— que está ofreciendo el motor en cada instante no pasan de ser una curiosidad.

El conductor cuenta con un puesto ergonómico, con todos los mandos muy a mano y, en este apartado, sólo se puede criticar la poca altura de que dispone. A poco que se pase de los 1,80 metros la cabeza irá rozando con el techo. El acceso a las plazas traseras es cómodo por la parte de la derecha ya que el asiento del acompañante bascula el respaldo y desplaza la banqueta hacia adelante. Eso sí, los Coupé que pudimos conducir no contaban con memoria mecánica para volver a dejar en la posición original el asiento. Las plazas traseras sólo pueden ser ocupadas por gente menuda ya que la altura al techo es escasa y, además, hay que situar la cabeza justamente debajo de la luneta posterior, con lo que hay que estar muy atentos cuando cierran el portón trasero para no ser impactados por él.

La oferta mecánica del nuevo Coupé comienza con dos motores ya conocidos en los modelos precedentes, el 1.6 y 2 litros ambos con culata multiválvula con 105 y 138 CV de potencia respectivamente. La principal novedad la aporta la presencia del motor V6 de 2,7 litros y 167 CV de potencia —ya conocido en el "todo camino" Santa Fe— que le permite competir de forma más directa con algunos de los coupé más potentes y significativos del mercado, como el Opel Astra 2.2 o incluso el Toyota Celica.

El motor V6 ofrece un rendimiento destacable, sube de vueltas con facilidad desde el ralentí hasta alcanzar las 7.000 rpm, régimen al que se ha colocado el corte de inyección y en una primera percepción no resulta especialmente "gastón" en cuanto a consumo de combustible. Otra de las novedades que aporta la versión V6 es la presencia de la caja de cambios de seis velocidades —inédita hasta ahora en cualquier modelo de la marca— que ayuda a que se pueda extraer el máximo rendimiento de sus 167 CV de potencia.

Pero donde más se aprecia el trabajo realizado por la marca es en el interior, al que se ha dotado de unos materiales que ofrecen una alta calidad visual. El salpicadero es de nueva factura, con líneas rectas y modernas, el cuadro de instrumentos y la consola central están bordeados con material de aluminio en las versiones más equipadas, material del que también están realizados los pedales y el excelente reposapie izquierdo. En la consola central destaca la presencia de tres relojes que, si bien en un principio pueden parecer una mejora de la instrumentación, la realidad es que son poco menos que un adorno. El voltímetro es el único que tiene algo de sentido, ya que el indicador de consumo instantáneo y especialmente el que nos informa de la cantidad de par —en Nm— que está ofreciendo el motor en cada instante no pasan de ser una curiosidad.

El conductor cuenta con un puesto ergonómico, con todos los mandos muy a mano y, en este apartado, sólo se puede criticar la poca altura de que dispone. A poco que se pase de los 1,80 metros la cabeza irá rozando con el techo. El acceso a las plazas traseras es cómodo por la parte de la derecha ya que el asiento del acompañante bascula el respaldo y desplaza la banqueta hacia adelante. Eso sí, los Coupé que pudimos conducir no contaban con memoria mecánica para volver a dejar en la posición original el asiento. Las plazas traseras sólo pueden ser ocupadas por gente menuda ya que la altura al techo es escasa y, además, hay que situar la cabeza justamente debajo de la luneta posterior, con lo que hay que estar muy atentos cuando cierran el portón trasero para no ser impactados por él.

La oferta mecánica del nuevo Coupé comienza con dos motores ya conocidos en los modelos precedentes, el 1.6 y 2 litros ambos con culata multiválvula con 105 y 138 CV de potencia respectivamente. La principal novedad la aporta la presencia del motor V6 de 2,7 litros y 167 CV de potencia —ya conocido en el "todo camino" Santa Fe— que le permite competir de forma más directa con algunos de los coupé más potentes y significativos del mercado, como el Opel Astra 2.2 o incluso el Toyota Celica.

El motor V6 ofrece un rendimiento destacable, sube de vueltas con facilidad desde el ralentí hasta alcanzar las 7.000 rpm, régimen al que se ha colocado el corte de inyección y en una primera percepción no resulta especialmente "gastón" en cuanto a consumo de combustible. Otra de las novedades que aporta la versión V6 es la presencia de la caja de cambios de seis velocidades —inédita hasta ahora en cualquier modelo de la marca— que ayuda a que se pueda extraer el máximo rendimiento de sus 167 CV de potencia.

Pero donde más se aprecia el trabajo realizado por la marca es en el interior, al que se ha dotado de unos materiales que ofrecen una alta calidad visual. El salpicadero es de nueva factura, con líneas rectas y modernas, el cuadro de instrumentos y la consola central están bordeados con material de aluminio en las versiones más equipadas, material del que también están realizados los pedales y el excelente reposapie izquierdo. En la consola central destaca la presencia de tres relojes que, si bien en un principio pueden parecer una mejora de la instrumentación, la realidad es que son poco menos que un adorno. El voltímetro es el único que tiene algo de sentido, ya que el indicador de consumo instantáneo y especialmente el que nos informa de la cantidad de par —en Nm— que está ofreciendo el motor en cada instante no pasan de ser una curiosidad.

El conductor cuenta con un puesto ergonómico, con todos los mandos muy a mano y, en este apartado, sólo se puede criticar la poca altura de que dispone. A poco que se pase de los 1,80 metros la cabeza irá rozando con el techo. El acceso a las plazas traseras es cómodo por la parte de la derecha ya que el asiento del acompañante bascula el respaldo y desplaza la banqueta hacia adelante. Eso sí, los Coupé que pudimos conducir no contaban con memoria mecánica para volver a dejar en la posición original el asiento. Las plazas traseras sólo pueden ser ocupadas por gente menuda ya que la altura al techo es escasa y, además, hay que situar la cabeza justamente debajo de la luneta posterior, con lo que hay que estar muy atentos cuando cierran el portón trasero para no ser impactados por él.

La oferta mecánica del nuevo Coupé comienza con dos motores ya conocidos en los modelos precedentes, el 1.6 y 2 litros ambos con culata multiválvula con 105 y 138 CV de potencia respectivamente. La principal novedad la aporta la presencia del motor V6 de 2,7 litros y 167 CV de potencia —ya conocido en el "todo camino" Santa Fe— que le permite competir de forma más directa con algunos de los coupé más potentes y significativos del mercado, como el Opel Astra 2.2 o incluso el Toyota Celica.

El motor V6 ofrece un rendimiento destacable, sube de vueltas con facilidad desde el ralentí hasta alcanzar las 7.000 rpm, régimen al que se ha colocado el corte de inyección y en una primera percepción no resulta especialmente "gastón" en cuanto a consumo de combustible. Otra de las novedades que aporta la versión V6 es la presencia de la caja de cambios de seis velocidades —inédita hasta ahora en cualquier modelo de la marca— que ayuda a que se pueda extraer el máximo rendimiento de sus 167 CV de potencia.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.