Bugatti: el Veyron como bandera

Una vez más, el Bugatti Veyron, el deportivo más potente del mundo, será una de las grandes atracciones del Salón. Aunque lleva ya mucho tiempo “rodando" por los salones, el Veyron parece que ve acercarse poco a poco su momento de lanzamiento.

6b4cc3veyron_1g.jpg
6b4cc3veyron_1g.jpg

Este año, el Veyron ya estuvo en el Salón de Ginebra y, ahora, viaja a París para preparar el terreno ante un posible lanzamiento comercial. En agosto de 2003 ya se retrasó este lanzamiento por algún pequeño problema técnico que nunca se aclaró del todo. Ahora, el maravilloso Veyron sigue esperando su momento.

Este coche, fruto de la colaboración de Bugatti y todo el grupo Volkswagen, es una especie de desafío a la técnica. Su exquisita estampa deportiva, relicario del viejo saber hacer de Bugatti, esconde un prodigio en tecnología punta.
Equipa un colosal motor de 16 cilindros que libera nada más y nada menos que 1.001 CV, lo que le convierte en el deportivo más potente del planeta. Además, escupe un par motor de 125 mkg que debe ser limitado electrónicamente para impedir que triture la caja de cambios automática que lo maneja.

Semejante poderío le permite acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 4 segundos y alcanzar velocidades inconfesables: muy por encima de los 300 km/h. Tanta fuerza se había convertido hace un año en un problema, pues el Veyron sufría de recalentamiento y los neumáticos no podía con tantas exigencias. Ahora, parece que se han solventado aquellos males y el coche podría estar listo para iniciar su etapa comercial.

Los mejores vídeos