Opel Calibra, 25 años del coupé del pueblo

Hace 25 años, el Opel Calibra llegaba al mundo. Tras siete años de producción y casi 240.000 unidades vendidas, el Calibra fue un éxito inolvidable de la década de los 90. Un éxito que aún perdura en nuestra memoria y que se traduce en una sonrisa cuando vemos alguno, ya muy pocos, circulando por la carretera. Larga vida al coupé del pueblo.
Alejandra Otero -
Opel Calibra, 25 años del coupé del pueblo
Opel Calibra, 25 años del coupé del pueblo

El 29 de agosto de 1997 el último de los Opel Calibra salió de la línea de montaje. Aquella unidad, una versión Last Edition negra, puso punto y final a un modelo que fue emblema en la década de los 90 y que 25 años después ya se ha convertido en mito. ¿Qué niño de los 80 o 90 no recuerda un Calibra?

 

Los que nacimos en los 80 y alucinábamos con un Ferrari F40 hacíamos lo propio con un Opel Calibra. En aquellas, y con permiso del Toyota Celica, era de los pocos coches que se podían ver por la calle que se asemejara a los ojos de un niño a esos sueños italianos sobre ruedas que no habíamos visto más allá de la pantalla de una Sony Trinitron. Y esa fue la idea de la marca del rayo: hacer un coupé asequible del que pudiera disfrutar 'todo el mundo'. Los números del que venía a suceder al Opel Manta lo demuestran: fue el coupé más exitoso de la década de los 90.

 

El Opel Calibra vio la luz en el Salón de Frankfurt de 1989 y su santo y seña era un espectacular coeficiente aerodinámico, 0,26 Cx, el mejor de todos los modelos de producción. Con suspensión trasera independiente o semindependiente, podía también escogerse de forma opcional con tracción total. En su lanzamiento contó con dos versiones mecánicas alimentadas por gasolina: el 2.0 de 115 CV y el 2.0 de 16 válvuas y 150 CV. Mientras que el primero llegaba a los 203 km/h, el segundo alcanzaba los 223 km/h. Ambos estaban disponibles en las variantes de tracción total o delantera.

 

Mientras que la deportividad era producto de sus fluidas y aerodinámicas formas, la versatilidad venía de la mano de una generosa batalla, que permitía un espacio más que confortable también para las plazas traseras, o del maletero, con 980 litros. De serie, el Opel Calibra incluía dirección asistida, ABS, cambio de cinco velocidades, radio con 6 altavoces y lunas tintadas. Ya si querías aire acondicionado o techo solar eléctrico tenía que irte al equipamiento opcional.

 

Opel Calibra

 

Las versiones del 'rayo'

Dos años después de la llegada al mercado del Opel Calibra, la marca alemana estrenó la variante Turbo. Ésta incluía de serie tracción 4x4, asientos deportivos, llantas de aleación de 16 pulgadas y un motor 2.0 turboalimentado que llegaba hasta los 204 CV y que se gestionaba con un cambio manual de 6 relaciones.

 

Su entrada en el DTM trajo consigo el estreno de la versión ya legendaria Keke Rosberg, así como años después la Cliff Motorsport. Pero sin duda, la que recordamos con más nostalgia es la que anunciaba el adiós: el Opel Calibra Last Edition.

 

Esta variante, que se pudo encargar hasta finales de 1997, contaba con chasis deportivo, llantas BBS, acabado en cuero para el habitáculo y aire acondicionado. El Calibra Last Edition podía asociarse a dos motores el 2.5 V6 de 170 CV o el 2.0 de cuatro cilindros y 136 CV. Tras 238.647 unidades vendidas, el Opel Calibra nos decía adiós en el verano de 1997 y con el se cerraba una etapa de la que otros modelos de la marca, como el Astra G Coupé, el Opel GT o el recién llegado prototipo Monza, han tomado el legado.

 

Sabías que...

- La última unidad que salió de la línea de montaje fue un Calibra Las Edition de color negro con motor 2.0 y cuatro válvulas por cilindro. Este coche lo exhibe Opel Classic en los eventos de clásicos.

 

- Para cubrir la demanda que tuvo el primer año que llegó al mercado, en 1990, la producción tuvo que aumentarse a 60.000 unidades en vez de las 20.000 previstas.

 

- Su producción duró siete años, finalizó un 29 de agosto y contó con 238.647 unidades, que salieron de las plantas de Rüsselsheim (Hesse, Alemania) y Valmet (Uusikaupunki, Finlandia).

 

- La versión de más éxito fue la más asequible, que equipaba el 2.0 de 115 CV. Su producción total fue de 130.000 unidades.

 

- Los mercados donde más se vendió el Opel Calibra fueron Alemania, Reino Unido, Italia, España y Francia.

 

 

 

 

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...