¿Biodiésel o diésel, qué contamina más? Lo que nadie te ha contado

¿Eres de los que piensa que el biodiésel contamina menos que el diésel tradicional? Los últimos estudios acerca del impacto medioambiental de este tipo biocombustible echan al traste esta creencia. Te contamos todos los motivos.
Jorge Serrano.

Twitter: JorgeMotor1 -

¿Biodiésel o diésel, qué contamina más? Lo que nadie te ha contado
¿Biodiésel o diésel, qué contamina más? Lo que nadie te ha contado

Tradicionalmente, todo aquello que lleva el prefijo “bio” es considerado como ecológico o respetuoso con el medio ambiente. Esto es lo que sucede con los biocombustibles y, más concretamente con los biodiésel, que se desarrollaron como “supuesta” alternativa menos contaminante que el diésel tradicional.

Sin embargo, un interesante estudio de la asociación Ecologistas en Acción echa al traste todo el mito y las verdades a medias contadas sobre el biodiésel. Y es que este tipo de biocombustible puede ser hasta tres veces más contaminante que el diésel tradicional. ¿Y a qué se debe este mayor impacto medioambiental? Teknautas Rosalia Soley, coordinadora de la campaña 'No en mi depósito' en España y miembro de Ecologistas en Acción, lo explica de forma bastante clara.

En 2003 se decidió apostar por biocombustibles como el aceite de palma o el de soja para intentar frenar la contaminación y movernos hacia las fuentes de energías verdes, pero es que esto de verde tiene poco. Está claro que la contaminación directa es menor en comparación con el diésel tradicional, pero contando todo lo que rodea a su producción, recolección y refinado genera tres veces más contaminación que el combustible fósil", según afirma Teknautas Rosalida Soley en una información publicada en el medio digital El Confidencial.

Con estos nuevos datos, el aceite de palma, uno de los productos vegetales que se suelen usar como base en la creación final del biodiésel, aumenta su leyenda negra, tras confirmarse sus efectos nocivos en la salud de las personas. Hay que recordar que durante décadas y siglos se ha estado utilizando como uno de los componentes esenciales en los procesados de alimentos, pero desde hace ya muchos años diversas instituciones de la salud de reconocido prestigio han recalcado los demostrados peligros que supone esta sustancia para la salud de los seres humanos.

Desde Ecologistas en Acción, también se denuncia la tala indiscriminada de grandes superficies arbóreas para obtener aceite de palma. En la información difundida por esta asociación ecologista, se señala que “Indonesia, líder en la producción de aceite de palma ha perdido una cuarta parte de sus bosques tropicales y ha pasado a estar dentro del ranking de los diez países que emiten más CO2 del planeta.”

¿Y el papel de España con el biodiésel y el aceite de palma? Nuestro país se encuentra entre las tres naciones mundiales que más aceite de palma compra para posteriormente reconvertirlo en biodiésel (sólo le supera Holanda y prácticamente calca los datos de Italia).

Según datos proporcionados por varias asociaciones ecologistas y ONGs, el biodiésel que produce España está formado en un 62 por ciento por aceite de palma, un 17 por ciento por colza y otro 17 por ciento por soja.

Los coches eléctricos sí contaminan: otro mito desmontado

En la actualidad no hay ningún auténtico coche de cero emisiones contaminantes. Así de cruda es la realidad. De forma errónea, a los vehículos cien por cien eléctricos se les ha denominado de “Cero emisiones”. Medios de comunicación no especializados y políticos desinformados siempre recurren en sus alocuciones como el “coche eléctrico de cero emisiones ha de ser el presente y el futuro”. Pero lo que casi nadie cuenta y denuncia es el impacto contaminante de este tipo de vehículos.

La producción del vehículo eléctrico puro y la fabricación de sus baterías ya están produciendo en origen un impacto medioambiental, puesto que en la práctica totalidad de los casos, la fuente de energía inicial es energía contaminante y no energía limpia o renovable. El auténtico coche de cero emisiones será aquel que se impulse por electricidad y cuya fabricación y carga recurra a energías renovables como el viento (energía eólica) y el sol (energía solar). Por desgracia, estas dos últimas energías aún tienen mucho que recorrer y evolucionar para su implantación de forma mucho más mayoritaria en las sociedades actuales.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...

No llueve sobre mojado. La sociedad evoluciona imparable y, con ella, las ciudades y ...