Agbar Automotive critica la liberalización de las ITV

Con motivo de su entrada en los mercados chino y estadounidense, el grupo Agbar Automotive convocó una rueda de prensa en la que criticó fuertemente al Gobierno por la liberalización de las ITV. Consideran en Agbar que la Administración está esperando a que venzan las concesiones actuales antes de liberalizar.

José Luis Jové, presidente de Agbar, cree que el Ejecutivo no tiene muy claro cómo abordar el espinoso asunto de la liberalización de las Inspecciones Técnicas de Vehículos. Como se sabe, hasta ahora este servicio público se presta a través de empresas concesionarias. El grupo Agbar reúne el 30 por ciento de estas concesiones.

En la liberalización, pendiente de recursos ante el Constitucional, el Gobierno ha previsto que cualquier taller mecánico pueda realizar las inspecciones, siempre que cumpla con unos determinados requisitos técnicos. Esta medida es muy polémica, pues generará una guerra de precios de forma casi inmediata.

Jové señala que una liberalización de este tipo debe estar sometida a algún tipo de control, igual que ocurre en otros países, donde un órgano administrativo vela por el cumplimiento de las normas.

El presidente de Agbar indica también que, de liberalizarse como propone el Gobierno, las comunidades autónomas tendrán que indemnizar a las concesiones. Además, cree que las menos rentables tendrán que cerrar. "Si jugamos, jugamos de verdad, a precio libre", deja caer el directivo como una amenaza velada.

Expansión internacional
La empresa de Jové realiza al año más de cuatro millones de inspecciones en las 120 estaciones que tiene distribuidas por España. Ahora acaba de firmar un acuerdo con la empresa china Long Distance, con lo empezará a trabajar en la ciudad oriental de Nanjing. El contrato, con una duración de 10 años, permitirá al grupo Agbar realizar la inspección de flotas y vehículos a partir de 2002. Esto supondrá un incremento de 300 millones de pesetas en la facturación de la empresa.

En su aventura estadounidense, Agbar ha logrado adjudicarse el control de vehículos en el estado de Washington. La concesión es por 10 años y el proyecto incluye la construcción y gestión de siete estaciones con 70 líneas de inspección. La inversión prevista es de 7.200 millones de pesetas y se revisará un millón de coches al año.