Publicidad

Dudas: ¿Qué es el Efecto Coanda? Te lo contamos

Puede que nunca hayas oído hablar del Efecto Coanda en los automóviles. Aprovechando la pregunta de un lector, te contamos exactamente qué es.
Jordi Moral.

Twitter: @jordimoralp -

Dudas: ¿Qué es el Efecto Coanda? Te lo contamos

Muchos factores influyen y son determinantes para el desarrollo de los automóviles. Entre ellos, la aerodinámica juega un papel clave. Y no sólo para la dinámica, como puede verse especialmente en la Fórmula 1, también para conseguir más eficiencia en los coches. Nuestro lector Ginés B. nos habla hoy en nuestra sección de preguntas del conocido “Efecto Coanda”: “Ayer leí un artículo sobre el "efecto coanda" que personalmente (como tantas cosas) desconocía y que me gustó por los ejemplos que ponía que no sé si serán de ayuda/ilustrativos para otras personas. Venía a decir que si soplas ligeramente una vela encendida se apagará. Si colocas delante una caja pequeña y vuelves a soplar, la superficie de la caja evitará que se apague. Si lo que colocas delante es una botella y soplas, las moléculas de aire no se dispersarán, sino que la rodearán, volverán a una posición alineada con tu boca y la vela se apagará. Por lo visto, esta situación se explica mediante el efecto Coanda y se hace mucho uso de él en el automóvil”.

Respuesta de nuestro experto técnico

Hay libros y hasta revistas con actualidad del mundo de la aerodinámica, así que podríamos estar todo el día aprendiendo de una disciplina compleja. Mucha ecuación, mucho aparato matemático, pero todavía se domina a base de la fuerza bruta de un ordenador. Si te imaginas un montón gigante de bolitas de porexpán y un coche que lo intenta atravesar a toda velocidad, probablemente tu imagen mental de lo que sucedería sería un montón de bolitas blancas saliendo despedidas en todas direcciones.

Sin embargo, nos parecen de lo más natural los análisis aerodinámicos que nos muestran los fabricantes, en los que se ve cómo la trayectoria de cada una de las partículas del aire, al chocar con la carrocería, extrañamente, pugnan por mantenerse adheridas a la carrocería, curvando su trayectoria y pegándose a la misma. Por supuesto, esta característica desaparece si hay un corte súbito como la zaga del coche, aunque aun así se percibe cómo, ya acabada la carrocería, los remolinos que aparecen sugieren que el aire querría quedarse buscando esa chapa perdida. Este efecto de "adherencia" del fluido a una superficie es el efecto Coanda, del que se dio cuenta en los albores de la aviación.

Como ya se ha visto, el automóvil saca provecho de este efecto, como de otros tantos que, todos juntos (Bernouilli, Venturi, Magnus...) intentan explicar el complejo y difícil de modelizar comportamiento dinámico de los fluidos. Donde mejor lo puedes ver ahora es en la Fórmula Uno, por lo menos en su aerodinámica exterior (decimos esto porque la aerodinámica oculta puede ser aún más importante en estas máquinas convertidas en una combinación de "gestores" de aire y de diferentes energías).

Cuando las formas básicas de la carrocería (casi lo podrías llamar fuselaje) no consiguen reconducir el aire adonde se desea, minúsculas piezas por esa "adherencia" del efecto Coanda intentan reatrapar el aire para que cumpla algún cometido antes de abandonar el coche. Después de alguna colisión a veces vemos que se pierden parte de estos aditamentos y el coche sigue marcando buenos tiempos: no significa que su sean elementos inservibles, pero hablamos de una disciplina en que no se puede dejar escapar nada, ni siquiera, desperdiciar aire.

También te puede interesar:

Dudas: Diesel, ¿normal o premium? ¿Cómo afecta?

Dudas: ¿Puede romperse el turbo por usar mal el coche?

Dudas: ¿Puede averiarse el turbo por ir pie a tabla?

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.