Publicidad

Así se blinda un vehículo

El blindaje de un vehículo oficial es lo que realmente dispara su coste, más allá de tratarse de vehículos de alta gama. Pero ¿cómo se blinda un coche? ¿qué tipos de blindaje existen? Vamos a verlo.
-
Así se blinda un vehículo
Hay quien lo considera “tuning inverso”, es decir, una transformación de un vehículo cuyo objetivo no es el de llamar la atención, sino todo lo contrario. Para conseguir blindar un vehículo se utilizan multitud de modernas técnicas, que incluyen diseños en tres dimensiones, láser y un montaje a mano detalle a detalle que hace de esta técnica pura artesanía. En principio, todos los vehículos del mercado pueden blindarse, siempre y cuando dicho vehículo aguante el peso resultante de la operación. Y es que de media, según estudios especializados, un coche blindado llega a pesar hasta un tercio más que el mismo modelo en su forma original. Para cada vehículo se realiza un estudio exhaustivo para ver que tipo de materiales se deben utilizar en el blindaje, con lo que se puede decir que cada coche blindado es prácticamente único. Cuando se acaba este estudio se lleva a cabo, si procede, el refuerzo de la estructura del vehículo antes de recibir el blindaje.
Llegados al punto en el que se decide blindar un vehículo, hay dos formas de hacerlo. El primero de ellos es blindarlo en una empresa especializada. Para hacer esto se debe presentar el proyecto al Ministerio de Industria y, una vez aprobado y finalizado el trabajo, este blindaje debe ser homologado en la ITV. La segunda forma permite evadir esta homologación, y es que marcas de altos vuelos como Audi, Mercedes o BMW tienen series especiales que ya salen del concesionario totalmente reforzadas. Audi y BMW bautizan estas series como Security , Volkswagen como Protect o Mercedes como S-Guard. Además, cuando este tipo de marcas vende un vehículo de esta clase, antes se suele realizar un estudio del futuro propietario para comprobar que un coche así no cae en manos equivocadas.

Por otro lado, es necesario detallar el nivel de blindaje que necesita o se requiere de un coche. Basándose en la normativa European Standard EN 1063, válida para el viejo continente, existen hasta siete niveles de blindaje diferentes, los cuales se diferencian entre sí por el nivel de resistencia que tienen ante las distintas municiones utilizadas para testear dicho blindaje. Clasificados en una tabla que va desde el nivel más bajo de protección (B1) hasta el más alto (B7), los blindajes más solicitados suelen ser este último para las autoridades y personalidades y el blindaje ligero (B4). El B4 protege contra posibles agresiones llevadas a cabo con armas cortas, mientras que con el B7 podría llegar a proteger contra un ataque realizado con un fusil de asalto. Recordemos cuando hace años José María Aznar salió ileso de un ataque con coche bomba perpetrado por la banda terrorista ETA. Los vehículos, una vez blindados, tienen una serie de puntos clave que han de ser reforzados debido al aumento del peso del vehículo. Los cambios más comunes se producen en la dirección, en las suspensiones y en los frenos, todos ellos reforzados. Además, lo más común es incorporar un tanque de combustible sellado, sistema de intercomunicación, unos neumáticos antipinchazo, tubos de escape anti obstrucción y protecciones de Kevlar en el suelo del coche y de titanio en el techo. También se procede a recubrir de acero toda la carrocería y a instalar cristales antibalas.

Los coches de los políticos españoles

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.