4x4

Nissan Terrano II 2.7 TDi Elegance 3p

El Nissan Terrano II es un todo terreno que por sus características se mantiene en lo más alto en el ranking de ventas, a pesar de la presión que ejerce una competencia cada vez más abundante y de mayor calidad.

Nissan Terrano II 2.7 TDi Elegance 3p
Nissan Terrano II 2.7 TDi Elegance 3p

La suspensión delantera ha recibido una de las modificaciones técnicas más importantes, incorporando nuevos amortiguadores de gas, de tarado más duro. Esta pequeña modificación ha dado al vehículo un nuevo tacto. En carretera de buen piso, esta firmeza en la suspensión limita el balanceo en las curvas y mejora la actuación de la dirección, ofreciendo ahora un mayor control sobre la trayectoria del vehículo en zonas sinuosas; sin olvidar, de todas formas, que en el tren trasero tenemos un eje rígido. En campo, este tarado más duro evita los topes de la suspensión al encontrarnos con baches imprevistos, pero también perjudica ligeramente el confort, ya que ahora notamos el coche «más duro». La inclusión del ABS y el repartidor electrónico de la frenada suponen una mejora clara en la seguridad y en su capacidad de detención en carretera. Sin embargo, en campo se echa en falta un sistema de desconexión del ABS, ya que la sensibilidad del sistema perjudica la capacidad de frenada sobre firmes deslizantes. A la vista de los resultados comerciales del Terrano II, Nissan parece que ha dado en el clavo con el todo terreno que más se adapta al mercado español. Además, su rango de precios es bastante competitivo, si exceptuamos la versión Elegance, que, por la gran cantidad de equipamiento de serie que incluye, es algo más cara que sus hermanos de gama.