Audi A8 2018: a prueba su sistema de conducción autónoma (vídeo y fotos)

El nuevo Audi A8 se ha convertido en el primer automóvil de producción del mundo con un sistema de conducción automatizada de Nivel 3. Así funciona el Audi AI Traffic Jam Pilot.
Teresa de Haro.

Twitter: @TeresaAutopista -

Audi A8 2018: a prueba su sistema de conducción autónoma (vídeo y fotos)
Audi A8 2018: a prueba su sistema de conducción autónoma (vídeo y fotos)

Parece mentira lo que un pequeño y discreto botón en la consola del túnel central del nuevo Audi A8 puede hacer. Es el botón del Audi AI traffic jam pilot y con él activado el Audi A8 es capaz de arrancar desde parado, acelerar y controlar la dirección y los frenos, manteniendo el coche dentro del carril. Pero para que esto ocurra, se tienen que dar unas condiciones. Primero, que el Audi A8 circule por una autopista o una carretera de varios carriles con una barrera física de separación entre calzadas. Segundo, que el tráfico en todos los carriles sea denso, con los coches circulando en caravana. También, que la velocidad del vehículo no supere los 60 km/h y que ningún semáforo o peatón se encuentre en el rango de visualización de los sensores del coche.

Si se cumplen todas estas premisas, una señal luminosa indica que el sistema está listo y el botón Audi AI en la consola central se iluminará con una luz blanca. En el Audi virtual cockpit aparecerá un mensaje de texto junto con unas guías blancas que representan el carril en los lados izquierdo y derecho. Una vez que se activa el traffic jam pilot, las luces se vuelven verdes y observamos la vista trasera del coche y unas marcas difuminadas en la carretera. Además, la velocidad del coche se muestra en una barra horizontal en la parte inferior del cuadro de instrumentos.

Audi A8

Mientras está activo, el Audi traffic jam pilot mantiene el coche en su carril, pero sin realizar adelantamientos. Controla la aceleración, el arranque después de una parada, la dirección y los frenos, mientras el conductor quita las manos del volante y levanta el pie del acelerador. Si otro coche u obstáculo se coloca en la zona delantera del coche, el Audi A8 puede esquivarlo si hay suficiente espacio en el carril, de lo contrario, frenará el coche hasta detenerlo.

Mientras el Audi traffic jam pilot está activado, una cámara instalada en la parte superior de la instrumentación monitoriza constantemente si el conductor está preparado para recuperar el control del coche. Esta cámara puede analizar la posición y el movimiento de la cabeza, al igual que los ojos. Si están cerrados durante un largo periodo de tiempo, el sistema le avisará para que se prepare para asumir de nuevo la conducción.

Aviso para retomar el control de la conducción

En el momento que el conductor es requerido por el sistema para hacerse cargo del volante, éste tiene 10 segundos para responder. En un primer momento, se iluminan en color rojo el icono AI en el cuadro de instrumentos digital y el led en el botón de la consola central. Al mismo tiempo, se emite una señal acústica de advertencia. Si el conductor ignora este aviso, entra en juego la fase dos, con una señal acústica más aguda, acompañada de una bajada del volumen del audio y un mensaje de texto en el Audi virtual cockpit. El conductor siente cómo se tensa el cinturón de seguridad tres veces y el Audi A8 ralentiza la marcha.

Si con todo el conductor no reacciona, probablemente debido a un problema de salud, se inicia la intervención de emergencia. El cinturón se tensa por completo, el Audi A8 disminuye la velocidad hasta detenerse por completo y enciende las luces de emergencia. A continuación activa el freno de estacionamiento, selecciona la posición P en la palanca de cambios, desbloquea las puertas y envía una llamada de emergencia.

Audi A8

La tecnología del Audi traffic jam pilot

Detrás del Audi traffic jam pilot se esconden toda una serie de tecnologías de vanguardia con un completo conjunto de sensores. El nuevo Audi A8 está equipado con 12 sensores de ultrasonidos en el frontal, los laterales y la parte trasera; 4 cámaras de 360 grados en el frontal, la trasera y los retrovisores exteriores; una cámara frontal en el borde superior del parabrisas; 4 sensores de radar de medio alcance en las esquinas del vehículo; un sensor de radar de largo alcance en la parte delantera; un escáner láser en la parte delantera y una cámara de observación del conductor en la parte superior del cuadro de instrumentos.

La parte principal de este tecnología es el controlador central de los sistemas de asistencia al conductor, también conocido como zFAS. Este ordenador, del tamaño de una tablet, procesa los datos de todos los sensores y monitoriza de forma constante las señales para crear una imagen del entorno del coche.

También te puede interesar

El nuevo Audi A8, con sonido 3D en las plazas traseras

Audi A8 2018 y su escáner láser, un coche casi de ciencia ficción (vídeo)

La arquitectura del nuevo Audi A8: aluminio… y mucho más